Ricardo Ávila

Obras son amores

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Editorial
POR:
Ricardo Ávila
agosto 14 de 2014
2014-08-14 03:46 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

No deja de ser simbólico que a menos de una semana de haber comenzado su segundo periodo, Juan Manuel Santos haya convocado en la Casa de Nariño a los integrantes de la Comisión Nacional de Competitividad con el fin de pasarle revista al tema. Y es que si la premura en hacer la reunión sirve de indicador sobre las prioridades del Gobierno, bien podría decirse que hay intención de avanzar en el tema.

Más vale que así sea. A pesar de contar con un sistema cuya institucionalidad ha merecido múltiples elogios y sirve como caso ejemplar en la Universidad de Harvard, los avances logrados son modestos, por no decir imperceptibles. Como si eso fuera poco, las disparidades a nivel regional son notorias, lo cual perpetúa las inequidades conocidas.

En los listados que elabora el Foro Económico Mundial, que todos los años hace su reporte global de competitividad, el país se mantiene estancado en la misma posición, que fue la 69 entre 148 naciones, según el informe del 2013. Aunque las comparaciones son odiosas, Ecuador, Perú o Panamá han logrado en el pasado lustro avances importantes que demuestran que sí es posible mejorar en un lapso relativamente corto.

Otras mediciones tampoco nos favorecen. En el índice de desempeño logístico que elabora el Banco Mundial pasamos del puesto 72 entre 155 países en el 2010 al 97 entre 160 en el 2014. Además, el Doing Business que hace la entidad muestra que nuestros costos de exportación han venido subiendo en casi 6 por ciento anual, también desde el 2010, que es una tasa elevada.

Todos esos elementos revelan que tenemos problemas para desempeñarnos con éxito en un planeta globalizado. De tal manera, si queremos contar con una economía que tenga una base productiva amplia y deseamos vender -más que bienes primarios- artículos con valor agregado, es obligatorio realizar una serie de tareas en múltiples frentes. Si esa labor se hace con dedicación y persistencia será posible aprovechar las ventajas que ofrece el comercio internacional, tal como lo hacen otras naciones latinoamericanas.

Pero más que llorar sobre la leche derramada, vale la pena destacar los puntos que Santos identificó como prioridades para este cuatrienio en materia de competitividad. Para comenzar, el mandatario señaló que ciencia, tecnología e innovación serán el eje principal del programa, algo que incluye el fortalecimiento de Colciencias y una mejor coordinación institucional.

Por otra parte, también se habló de fortalecer las comisiones regionales de competitividad y proseguir con los esfuerzos iniciados en una serie de frentes. El más visible es el de la infraestructura que depende, en parte, del éxito del programa de vías de cuarta generación, pero no es el único. También se incluyen en la lista el agro o la industria, aparte de los esfuerzos anunciados en lo que concierne a la educación.

Especialmente clave es combatir ciertos obstáculos, como la inefectividad de la justicia, la presencia de la corrupción o el flagelo del contrabando. No hay duda de que el crimen en sus diferentes expresiones golpea las posibilidades del sector productivo, ante lo cual se requieren acciones contundentes.

Así las cosas, el reconocimiento de lo que hay que hacer es un paso en la dirección correcta. No obstante, falta que cada objetivo sea cuantificable y se revise periódicamente para poder reaccionar a tiempo, pues el liderazgo y la capacidad de convocatoria que tiene la Casa de Nariño -en donde quedó la responsabilidad del tema- puede conseguir que a la vuelta de unos años los avances sean tangibles.

Si a lo anterior se agrega la puesta en marcha de una política de desarrollo productiva -también llamada política industrial moderna-, se podría conseguir la meta de diversificar la economía nacional. Pero llegar allá exige una buena dosis de trabajo que hay que volver realidad cuanto antes.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto


Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado