Ricardo Ávila

¿Oportunidad perdida?

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
julio 09 de 2013
2013-07-09 02:52 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Hasta hace apenas unas semanas, los análisis hechos por los expertos en asuntos petroleros apuntaban a una relativa calma en el mercado de hidrocarburos en el planeta.

Tanto el ligero repunte en la producción de los principales exportadores, como la impresión de que la demanda seguiría débil por cuenta del mediocre desempeño de la economía mundial, se habían notado en las cotizaciones de crudo.

Así, la variedad WTI que sirve de referencia en el mercado norteamericano se ubicó por debajo de los 90 dólares el barril, mientras que la de Brent, que se usa en Europa, cayó a menos de 100.

Sin embargo, nadie tenía en el radar el deterioro de la situación política en Egipto, que derivó en el derrocamiento del mandatario Mohamed Morsi.

La inestabilidad en la nación más populosa del mundo árabe –en donde los choques entre Ejército y manifestantes dejan un cruento saldo de víctimas– causó una ola de nerviosismo que se ha sentido en los precios del petróleo, los cuales ya superan los 100 dólares por barril para ambas categorías citadas.

Las razones de que así sea son dos. Por una parte, hay temor de que el paso por el Canal de Suez se vea interrumpido ante un eventual deterioro de la situación, lo cual obligaría a los buques tanqueros a tener que darle la vuelta a África, algo que agrega unos 16 días de navegación. Por otra, un oleoducto que conecta el Mar Rojo con el Mediterráneo también podría estar en riesgo, con lo cual el normal suministro de 2,5 millones diarios de barriles encontraría tropiezos.

Tales escenarios, vale la pena insistir, son meras especulaciones. No obstante, otras crisis han dejado en claro que es mejor aumentar inventarios para evitar sorpresas, y eso influye sobre los valores del crudo.

Al mismo tiempo, los reportes sobre Estados Unidos, en donde parece haber tomado fuerza la recuperación económica, llevan a pensar que el consumo podría aumentar.

Si ese es el caso, habría otro motivo para que el combustible siga elevado, una posibilidad que empieza a ganar adeptos y que, en cualquier caso, no alcanzaría a descarrilar la reactivación en marcha.

Así las cosas, Colombia puede salir ganando de la situación. No hay que olvidar que el crudo representa cerca de la mitad de las exportaciones y que casi una cuarta parte de los ingresos fiscales del país dependen de la actividad.

Sin embargo, esa buena fortuna no está asegurada.

Aparte de que las cotizaciones pueden bajar si retorna la calma al Medio Oriente, la producción interna ha vuelto a experimentar tropiezos importantes. Un ejemplo claro fue lo sucedido en junio, cuando el bombeo de combustibles disminuyó en 39.000 barriles diarios.

Entre de las explicaciones dadas se encuentran razones operacionales en algunos campos importantes. Esta es una manera de describir incidentes que incluyen los bloqueos de la comunidad, una práctica cada vez más frecuente a la hora de pedir una carretera aquí o un puesto de salud allá. En cifras concretas, de 91 episodios en el 2010, se pasó a 171 el año siguiente, y a 308 en el 2012. Y hasta mayo del 2013 la cuenta iba en 225, lo que anticipa un nuevo récord, que a su vez se traduce en miles de barriles que se dejan de producir.

Por otra parte, los ataques terroristas se han vuelto a ensañar contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas, interrumpiendo la normal operación del mismo.

Ante ese flagelo, el Ministro de Hacienda hizo ayer un llamado, pero es dudoso que quienes durante años se han negado a escuchar peticiones semejantes, lo hagan en esta oportunidad.

Debido a ello, no se puede decir con certeza que el país podrá aprovechar la minibonanza actual de precios. Afortunadamente, las actividades exploratorias se mantienen dentro de lo planeado, a lo cual las autoridades deben agregar un mayor estado de alerta para que el bajón del mes pasado no se perpetúe.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado