Ricardo Ávila

El parte médico

Con una que otra reserva, el Fondo Monetario acaba de darle un concepto positivo a la salud de la economía colombiana.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Editorial
POR:
Ricardo Ávila
junio 02 de 2015
2015-06-02 04:35 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Si se tratara de una persona, se podría decir que es el chequeo ejecutivo anual que normalmente se completa en un día. Pero a decir verdad, el parte que emitió la semana pasada el Fondo Monetario Internacional sobre Colombia es el resultado de varias semanas de exámenes y análisis sobre la economía nacional.

El dictamen emitido es, a primera vista, positivo. Se dice, por ejemplo, que el país ha registrado un crecimiento vigoroso que se destaca en el contexto de América Latina. También se reconoce la mejora en los indicadores sociales o el hecho de que la deuda pública se ha mantenido en niveles moderados.

No obstante, el organismo multilateral reconoce que el impacto derivado de la caída en los precios del petróleo será fuerte. Debido a ello, pronostica que el crecimiento del 2015 caerá hasta el 3,4 por ciento. Este debería ser un poco más alto en el futuro, dependiendo de la recuperación de las cotizaciones del crudo, mayores exportaciones eventuales y el éxito del programa de infraestructura. La notoria depreciación del peso debería ayudar a ‘contener’ las importaciones.

Entre los temas que llaman la atención, el Fondo señala que el saldo en rojo en las cuentas externas del país es elevado, pues asciende al equivalente del 5,2 por ciento del Producto Interno Bruto en la balanza en cuenta corriente. Hasta ahora, la brecha se ha financiado con inversión extranjera y aunque el asunto no parece generar una gran inquietud, sí se anota que el nivel de las reservas internacionales –hoy en cerca de 47.000 millones de dólares– puede ser insuficiente a la hora de enfrentar riesgos extremos.

No obstante la advertencia, el tono general del reporte es de tranquilidad. Para citar un caso, se reconoce la buena salud del sector financiero. Aunque la deuda de personas y empresas ha venido subiendo, la apreciación es que esta es moderada de acuerdo con los estándares internacionales.

En lo que hace a las cuentas públicas, hay una felicitación a las autoridades por defender y cumplir con la regla fiscal. En otro aparte se reconoce el recorte presupuestal efectuado hace unos meses con el fin de tener la casa en orden. Aun así, el FMI insiste en una reforma tributaria estructural y señala que estará atento a las recomendaciones de la Comisión de Expertos que debe entregar su reporte a finales del año. Entre líneas queda claro que hay que aumentar los ingresos gubernamentales, en particular aquellos que no provienen del petróleo.

En cuanto a proyecciones no hay grandes sorpresas. La inflación se ve bajo control, pues la aceleración reciente se considera transitoria. Quizás lo más llamativo es que en lo que hace al déficit fiscal, la perspectiva es un poco más oscura de la que tiene el Gobierno colombiano, en el caso del sector central. Y en lo que atañe al sector público como un todo, el deterioro es evidente, a pesar de que no motiva comentarios.

Entre los mensajes enviados, hay uno para el Banco de la República, respecto a que debe tomar medidas si se debilita el crecimiento. A la Superintendencia Financiera se le envía otro orientado a “reforzar la supervisión de conglomerados financieros complejos”.

Sin embargo, el tono es favorable y se habla de elogios al ‘programa de crecimiento inclusivo’, que incluye promover la movilidad social. Reiteradamente se menciona la importancia del programa de concesiones viales de cuarta generación a la hora de mejorar la competitividad y diversificar las fuentes que impulsan la actividad económica.

Todo lo anterior da la impresión de que el parte médico es bueno. Como cualquier paciente normal, hay una recomendación que incluye dieta y ejercicio, que se traduce en austeridad estatal y estrategias para dinamizar al sector productivo. Si eso se logra, el Fondo Monetario tendrá la justificación para haber dado a Colombia de alta esta vez.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado