Ricardo Ávila

¿Percepción o realidad?

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Editorial
POR:
Ricardo Ávila
septiembre 16 de 2015
2015-09-16 02:20 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Uno de los activos más valiosos con que había contado la economía hasta ahora era el de la elevada confianza de los consumidores. Por cuenta de ver las cosas de manera mayoritariamente positiva, los colombianos tomaron decisiones de gasto que impulsaron el auge de los años pasados y que fueron definitivos para mover un círculo virtuoso que le ayudó al empleo.

Pero esa actitud parecería estar cambiando. Así se desprende del índice que mensualmente elabora Fedesarrollo sobre el asunto, y que en agosto tuvo una lectura negativa, algo que no ocurría desde abril del 2009, cuando se sentían las réplicas del terremoto que acompañó a la crisis financiera internacional.

Bajo ese veredicto, la demanda interna se vería resentida en un futuro cercano, pues la disposición a abrir la billetera es escasa. Ese es un campanazo de alerta que merece ser escuchado, especialmente porque la velocidad ahora es lenta y cualquier obstáculo puede hacer más extremo el frenazo. Sin embargo, vale la pena examinar los componentes individuales del indicador citado, pues estos entregan mensajes distintos.

Para comenzar es llamativo que los peores deterioros se vieron en los estratos alto y medio, en los que predomina el pesimismo. En cambio, en el bajo el balance todavía es positivo, así resulte inferior al observado por la misma época del 2014. De manera complementaria, la disposición a comprar electrodomésticos se desplomó, especialmente en Bogotá.

¿Qué generó el movimiento del péndulo? Todo sugiere que la disparada en el precio del dólar, que el mes pasado superó la barrera de los 3.000 pesos, acabó pesando en las calificaciones. El empobrecimiento relativo del que han hablado los técnicos, derivado del salto en el billete verde y el valor de los bienes importados, golpeó sobre todo a los estratos de mayores ingresos.

Por otra parte, vale la pena recordar que el Índice de Confianza del Consumidor se construye con base en cinco preguntas específicas, dos que tienen que ver con el presente y tres con las expectativas. Con respecto al futuro, salta a la vista que los colombianos creen que los tiempos que vienen serán peores, y que en 12 meses las cosas se van a poner todavía más difíciles.

Sin embargo, cuando la pregunta es si al hogar de cada encuestado le estará yendo mejor dentro de un año, las respuestas afirmativas se disparan. Puesto de otra manera, la gente considera que así el país atraviese una etapa compleja, en el ámbito de la economía familiar las perspectivas son favorables. Si eso es indicativo de que las cosas no están tan mal como parece, o si lo que sucede es que la esperanza es lo último que se pierde, es algo que está por verse.

Mientras se pueda emitir un veredicto, hay que mirar otras evidencias. Ayer el Dane dio a conocer los resultados de las ventas del comercio al por menor, que en julio subieron 4,5 por ciento, en términos reales. Si en las cuentas se excluyen los vehículos, esa mejoría asciende al 6,1 por ciento, que es una cifra muy buena. Categorías como los alimentos o las bebidas alcohólicas explican lo sucedido.

Pero más allá de los segmentos individuales, el mensaje es que parece haber una diferenciación entre la percepción y la realidad. La primera se ve influenciada por la depreciación del peso, pero la segunda sugiere que el poder de compra no se ha deteriorado tanto y que las personas no están gastando menos que antes, así los bienes traídos de afuera les parezcan mucho más caros.

Ojalá sea así. No hay que olvidar que ante el desplome en los precios de los productos que exportamos, la buena suerte de la economía colombiana depende del consumo interno. Por tal motivo, hay que cuidar la confianza para que el bache observado en agosto acabe teniendo más de temporal que de permanente. De lo contrario, los peligros que enfrentamos mostrarían tendencia al aumento.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado