Ricardo Ávila
Editorial

Pesimismo alborotado

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Editorial
POR:
Ricardo Ávila
mayo 04 de 2016
2016-05-04 09:29 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Aquel conocido refrán según el cual toda situación, por mala que sea, es susceptible de empeorar se le puede aplicar al estado de ánimo de los colombianos. Así lo confirmó este miércoles la más reciente edición del Gallup Poll, que interroga periódicamente a los habitantes de las cinco ciudades más grandes del país sobre diversos temas.

De acuerdo con el sondeo, tres de cada cuatro personas interrogadas consideran que las cosas en Colombia van por mal camino, mientras que solo el 13 por ciento ve la situación de forma positiva. Aunque no es la primera vez que la percepción es negativa, la calificación de la realidad es cada vez peor y tiene que ver con múltiples factores.

En contraste con otras ocasiones, en las cuales los focos de descontento son pocos, en la presente oportunidad se podría decir que la opinión cree que casi todo está mal. Áreas que antes recibían buenas notas empiezan a perder terreno, lo cual golpea a gobernantes, líderes políticos e instituciones.

De nuevo, el pesimismo encuentra sus raíces profundas en tres temas: inseguridad, corrupción y calidad y cubrimiento de la salud. Para decirlo en forma coloquial, la gente piensa que el crimen está disparado, que la plata pública se la están robando y que los enfermos se mueren en la puerta de los hospitales sin ser atendidos.

El problema se centra en percepciones. Escándalos como el de los alimentos escolares en el Cesar convencen a la opinión de que la venalidad está disparada. Aun si las autoridades exhiben estadísticas que muestran caída en los asesinatos o en los robos de celulares, el ciudadano de a pie piensa otra cosa con respecto a la delincuencia.

A lo anterior, hay que agregar que la impresión en torno a la economía y sus variables relacionadas también va mal. La inflación y el desempleo son motivo de una gran preocupación, que parece ir de la mano de la desaceleración reciente. Aun si los encuestados se consideran mayoritariamente satisfechos a título personal con las cosas que pueden hacer y comprar, el margen favorable se ha reducido de forma notoria.

Por otro lado, se encienden luces de alerta que no deberían pasar desapercibidas. Para citar un caso, el 61 por ciento de los interrogados por Gallup cree que el narcotráfico va por mal camino, 15 puntos porcentuales más que en diciembre. De otro lado, la paz tiene respaldo, pero pocos creen que vaya a contribuir a la solución de distintos problemas.

Entre las explicaciones del deterioro observado hay que tener en cuenta las realidades locales. Bogotá es, desde hace tiempo, el epicentro del pesimismo, mientras que en Cali el negativismo está de vuelta. En Medellín y Bucaramanga, todavía se ve más el vaso medio lleno, pero los márgenes se han estrechado. La única excepción notable está en Barranquilla, pues allí los ánimos van hacia arriba.

La mezcla de todos esos elementos impacta directamente a Juan Manuel Santos. Con un índice de desaprobación del 72 por ciento, el mandatario registra ahora las peores cifras desde cuando llegó a la Presidencia. En contraste, apenas el 21 por ciento de los sondeados le da su respaldo al inquilino de la Casa de Nariño. Para alcaldes y gobernadores, el panorama es menos dramático, aparte de Enrique Peñalosa que se mantiene en rojo, no muy lejos de los niveles de su antecesor.

Frente la preocupante fotografía, más de un analista se pregunta si la economía se verá afectada. Hasta ahora, y más allá del frenazo causado por el declive en los precios del petróleo, ese no ha sido el caso, como lo muestra el comportamiento del consumo, que sigue evolucionando favorablemente.

Sin embargo, la capacidad de concretar cambios se ve limitada cuando el pesimismo se dispara. Ese es un campanazo que no debería pasar desapercibido ante la necesidad de sacar adelante la reforma tributaria y otros puntos difíciles que requieren un mínimo respaldo de la ciudadanía para salir adelante.

Ricardo Ávila Pinto
ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado