Ricardo Ávila

Repartir la mermelada

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
octubre 02 de 2012
2012-10-02 04:06 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Ayer en la tarde, el Gobierno radicó en el Congreso de la República un proyecto de ley que tiene una inmensa importancia a nivel regional. Se trata del presupuesto del Sistema General de Regalías para los años 2013 y 2014, valorado en 17,7 billones de pesos.

Dicho monto, una vez aprobado, servirá como base para el estudio de centenares de iniciativas que tendrán como meta ‘repartir la mermelada en la tostada’, como decía el exministro Juan Carlos Echeverry.

Poner en funcionamiento la maquinaria de un mecanismo que se diferencia radicalmente del que existía previamente no ha sido nada fácil.

Para comenzar, no solo el número de potenciales beneficiarios entre departamentos y municipios es mucho más grande, sino que la manera de hacer las cosas ha cambiado.

Adicionalmente, la llegada de nuevos procedimientos creó no pocos trastornos y generó múltiples expresiones de descontento en zonas del territorio en donde los giros repentinamente se paralizaron.

Debido a ello, la curva de aprendizaje tuvo que ser transitada a marchas forzadas.

Afortunadamente, cuatro meses después de entrar en vigencia la ley que definió las reglas de juego actuales, hay motivos para mirar las cosas con mayor optimismo. Para empezar, las entidades territoriales han recibido cerca de 5 billones de pesos en giros, incluyendo algo más de un billón relacionado con el sistema anterior.

Pero más importante todavía es que el cuello de botella más complejo, consistente en la aprobación de proyectos con cargo a la vigencia del 2012, empieza a ser superado.

Así lo atestigua la labor de los Órganos Colegiados de Administración y Decisión (Ocad), que no son otra cosa que los comités regionales que examinan los proyectos en diferentes áreas del país. A la fecha, se le ha dado la luz verde a iniciativas que suman 1,5 billones de pesos.

Todo indica que antes de finalizar el año se habrán comprometido los 6 billones disponibles para inversión, de un presupuesto global de 9,1 billones de pesos (el saldo se ahorra o se destina a pensiones).

Un ejemplo típico es lo que ha pasado con el Ocad Caribe, en donde van 54 propuestas que han sido autorizadas y benefician a siete departamentos.

Entre los emprendimientos concretos que se van a adelantar, se puede mencionar un desarrollo vial en el departamento del Magdalena o la construcción de un sistema de acueducto regional en Bolívar.

Llegar a ese punto ha sido complejo para todos.

Tanto alcaldes como gobernadores han tenido que aprender sobre la marcha los detalles de un mecanismo que ha visto la expedición de ocho decretos reglamentarios que incluyen lineamientos de todo tipo. De forma paralela, el Departamento Nacional de Planeación (DNP) ha tenido que multiplicar sus esfuerzos para asegurar que las cosas avancen, lo cual ha implicado dedicarle buena parte de sus recursos humanos a ese propósito.

La operatividad de la maquinaria ha descorazonado a algunos en diferentes etapas.

Nadie duda que el propósito de repartir las regalías más equitativamente es el correcto, pero, a la hora de poner en práctica el modelo han surgido múltiples inconvenientes que, por fin, empiezan a ser resueltos.

Por tal razón, comienzan a verse expresiones optimistas. Causas como el mayor impacto regional o la adopción de métodos que garantizan mayor transparencia y un uso eficiente de los recursos se vuelven evidentes. Si las cosas siguen como van, es posible que las conocidas historias de despilfarro, elefantes blancos y corrupción pasen a ser la excepción y no la norma.

No obstante, hay que completar el ciclo. Eso quiere decir que el DNP debe acompañar el proceso con plena dedicación en estos meses, y asegurarse de que este coja dinámica propia.

Una vez hecho eso, tiene que volver a su esencia, que es la planeación y no las regalías. Y aunque aún falta para llegar a ese punto, hay motivos que permiten afirmar que el experimento esta funcionando.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado