Ricardo Ávila

En la retaguardia

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Editorial
POR:
Ricardo Ávila
enero 26 de 2015
2015-01-26 06:15 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Con una cena de corbata negra, a la cual asistió menos gente que a la recepción inaugural en la que cantó el tenor italiano Andrea Boccelli, terminó el sábado en la noche el Foro Económico Mundial de Davos. Como es usual, el evento alimentó las historias de la prensa en todo el mundo, tanto por lo anecdótico como por lo sustantivo, a lo largo de casi una semana.
Al mirar hacia atrás, se puede decir que el encuentro en Suiza dejó varias lecciones que vale la pena rescatar y que deberían ser tenidas en cuenta por cualquier persona interesada en la marcha de la economía y de los negocios. En un planeta cada vez más conectado es un error creer que lo que ocurra en otro continente no nos incumbe, pues múltiples hechos han comprobado que no es así.
Lo primero que hay que tener en cuenta es que los riesgos geopolíticos van al alza. En Ucrania la situación se deteriora, pues no solo el conflicto entre el Gobierno y los separatistas aumenta en intensidad, sino que el apoyo de Rusia –con armas y tropas– es imposible de negar.
No menos inquietante es lo que pasa en el Medio Oriente. La aparición del Ejército Islámico, fortalecido por los vacíos de poder en Siria e Iraq, obligará a una mayor intervención por parte de las potencias occidentales. Y estas saben que el círculo vicioso del extremismo islámico girará más rápido, haciendo más factible los ataques de los extremistas de origen islámico en los países más ricos, como viene de suceder en Francia.
En la lista también fue incluida Venezuela. Nadie sabe qué va a pasar en la nación vecina, pero es claro que su economía es insostenible. Nicolás Maduro puede inventarse los enemigos que quiera, pero esa estrategia es cada vez menos efectiva ante un pueblo cansado de la escasez y la inflación.
Curiosamente, en el frente económico, el parte fue más alentador. El programa de inyección de liquidez adoptado por el Banco Central Europeo cayó bien y existe la esperanza de que le ayude al Viejo Continente a salir adelante. También se reconoció que Estados Unidos está en un muy buen momento y que el desplome en las cotizaciones del petróleo le sirve al crecimiento mundial.
En cuanto a las naciones emergentes, la gran historia fue el resurgimiento de India, que puede ayudar a compensar la ralentización de China. Respecto a Latinoamérica, los anuncios hechos por Brasil en el sentido de tomar las medidas que le permitan mejorar fueron bien recibidos. Con respecto a México y Colombia hay expectativas favorables.
Un número considerable de temas adicionales fueron tratados en tierras helvéticas. Para no entrar en descripciones exhaustivas, basta con decir que el panorama global tiene muchas aristas y en muchos casos el balance es menos inquietante de lo que sostienen los pesimistas.
En ese examen, los colombianos tuvieron cierto protagonismo en Davos. Los ministros de Hacienda, Defensa y TIC hablaron en paneles clave. La titular de Comercio y la de ProColombia se reunieron con inversionistas que están o quieren venir al país.
Semejante nivel de representación contrasta con la apatía del sector privado, que brilló otra vez por su casi total ausencia. Mientras el número de empresarios brasileños ascendió a 26, el de mexicanos a 25, el de argentinos a ocho y el de peruanos a seis, tan solo Carlos Julio Ardila, de la Organización Ardila Lülle se hizo presente, como lo ha hecho habitualmente. Debido a ello, tuvimos una participación equivalente a la de Bolivia, Uruguay, Jamaica o República Dominicana y, de paso, enviamos el mensaje de que nos importa poco lo que pasa afuera.
Por eso, más allá de registrar lo sucedido en la cita más importante del planeta, hay que hacer un llamado para que hagamos la tarea en este campo. No se trata de ir a pasear a los Alpes suizos sino de integrarse a las corrientes de la globalización. Y en este, como en tantos otros, seguimos a la retaguardia de América Latina.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

@ravilapinto


Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado