Ricardo Ávila

Los retos de la montaña

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
septiembre 20 de 2011
2011-09-20 01:38 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

 

Hace un par de semanas el Ministerio de Transporte y el Instituto Nacional de Concesiones, recibieron una información que los tiene cavilando.

Esta consistió en la entrega por parte de ISA de los estudios detallados del proyecto de Autopistas de la Montaña que la administración Uribe le encargó a la empresa, cuyo negocio más conocido es el de las redes de transmisión de electricidad.

Sin entrar en una descripción exhaustiva de las rutas, la iniciativa busca conectar a Medellín con los cuatro puntos cardinales, sea a través de la rehabilitación de las vías existentes o la construcción de nuevas carreteras, adoptando estándares mucho más altos.

De este modo, la capital antioqueña mejoraría su acceso tanto hacia la Costa Atlántica como al interior del país, además de tener la salida al mar a través de Urabá y llegar al Magdalena Medio. En total serían 760 kilómetros distribuidos en las diferentes direcciones citadas.

Con el fin de llegar a ese cometido, ISA usó parámetros ambiciosos. De tal manera, de una velocidad promedio de entre 20 y 40 kilómetros por hora actuales se quiso pasar a una de 80 kilómetros; de pendientes máximas del 14 por ciento a otras del 6 por ciento; de bermas casi inexistentes a unas de 2,2 metros; y de separadores que hoy brillan por su ausencia, a unos de 2 metros de ancho.

Para más detalle, los corredores Norte-Sur se harían en doble calzada, el que iría hacia Turbo en calzada sencilla y en el caso de Puerto Berrío se construiría un nuevo camino, paralelo al existente.

Si se quiere resumir en una frase, el objetivo fue el de dotar a Antioquia de una infraestructura moderna, que le haría justicia al remoquete de autopista.

Hasta ahí todo suena maravilloso, de no ser por un inconveniente. Según ISA, la inversión necesaria ascendería a 15,6 billones de pesos de diciembre del 2008, lo cual –en dinero de hoy– equivale a casi un billón más. Esa suma es casi el triple de los 5,6 billones de pesos que se calcularon en un principio y tres billones más la de un estimativo posterior.

La razón del salto tiene que ver con la necesidad de sortear la difícil geografía del departamento, para poderlo recorrer de manera más rápida y segura. Como consecuencia, el contratista plantea la construcción de 606 puentes con una longitud de 56 kilómetros, 116 túneles de menos de un kilómetro y 15 túneles mayores, para una distancia combinada de casi 94 kilómetros en las entrañas de la tierra.

Ante la propuesta, el debate es complejo.

Para sus impulsores, sacar adelante la idea resolvería buena parte de los cuellos de botella que influyen sobre la competitividad del departamento. Bajo esa perspectiva, el gasto bien vale la pena y hay una claridad sobre cuánto pueden costar otras obras, si realmente se quiere una transformación fundamental del estado de las carreteras.

A su vez, los críticos dicen que el costo es desproporcionado, pues se llevaría en un solo paquete casi la mitad de lo que hay previsto para todo el país, lo cual acentuaría las inequidades regionales y sacrificaría implícitamente a otras zonas que tendrían que contentarse con emprendimientos más modestos.

Por cuenta de eso, todo depende de los aportes adicionales que puedan hacer Antioquia y Medellín, que ya habían comprometido fondos por más de dos billones de pesos, pero que tendrían que hacer un esfuerzo mucho más grande. Aunque eso a primera vista es imposible, hay una carta nueva gracias a la reforma a las regalías que le va a dar nuevos recursos al departamento, los cuales podrían comprometerse por un tiempo largo.

No obstante, es probable que ni siquiera en ese caso la plata alcance.

Por eso hay quienes dicen que frente a un proyecto de cinco estrellas, quizá haya que contentarse con uno de tres o cuatro, algo que deberá definirse en una discusión que no será fácil por todas las fibras que toca.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado