Ricardo Ávila
Editorial

Señales de vida

El repunte visto durante mayo en los precios de las acciones que se negocian en la bolsa, empieza a llamar la atención.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
mayo 15 de 2017
2017-05-15 08:52 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Según lo muestran diferentes encuestas, el ánimo de los consumidores en Colombia todavía está por los suelos. Sin embargo, para quienes siguen de cerca el comportamiento del mercado accionario, en Colombia no ha pasado desapercibido el repunte reciente en los precios de las acciones que se transan en la bolsa local.

Las cifras son elocuentes. El índice Colcap, que avanzó apenas 1,5 por ciento entre el primero de enero y el cierre de abril, muestra un avance del 6,2 por ciento en lo que va de mayo. Los 1.458 puntos que alcanzó el indicador en la víspera no se veían desde el 31 de enero del 2014.

La de ayer fue otra buena jornada, pues la mayoría de los títulos negociados registró una mejora en sus precios que, en promedio, resultó ser superior al 1 por ciento. Desde las cotizaciones del petróleo hasta los resultados empresariales en diferentes segmentos, alentaron a los inversionistas.

Semejante evolución puede sonar sorpresiva a la luz de los comentarios de tono pesimista que se escuchan con respecto a la economía del país. A finales de la presente semana, el Dane entregará su reporte sobre la expansión del Producto Interno Bruto durante el primer trimestre, y todo apunta a una cifra bien por debajo del 2,5 por ciento, que es la meta oficial. La industria, el comercio o la producción minera no muestran una buena evolución, y locomotoras como la de la infraestructura no alcanzan todavía la velocidad esperada.

No obstante, si se utilizan distintas mediciones, más de un analista logra demostrar que los precios de las acciones colombianas están relativamente bajos. Dicho de manera más técnica, los múltiplos que se ven aquí son inferiores a los de otras plazas comparables.

Además, veníamos experimentando un rezago significativo. Desde la elección de Donald Trump el 10 de noviembre pasado, que marcó un punto de inflexión alcista en un buen número de bolsas, el promedio de los mercados emergentes mostraba un incremento del 10,5 por ciento al 30 de abril. En el ámbito regional, estábamos por debajo de los parqués de Chile, Brasil, México o Argentina.

¿A qué se debió el cambio de dirección en el viento? Para los conocedores, hay diferentes tipos de razones. Algunas obedecen al entorno global y otras al interno.

En el caso del clima internacional, y una vez superados los peores temores en torno a cambios bruscos en los flujos de capitales como respuesta a las políticas de la Casa Blanca, el apetito por inversiones en el mundo en desarrollo sigue. Es verdad que el Banco de la Reserva Federal subirá más sus tasas, pero nada lleva a pensar en un alza descabellada, pues el programa económico de Trump nada que toma cuerpo, lo cual influye, por ejemplo, en la cotización del dólar.

Por su parte, los compradores de acciones en el país están de vuelta. A la fecha los que más se notan son los inversionistas institucionales, como los fondos de pensiones, que han aumentado sus tenencias de títulos locales ante la impresión de que hay un buen espacio para que se presenten valorizaciones.

Falta todavía que las personas naturales retornen con decisión al mercado bursátil. Al respecto, los conocedores señalan que los últimos años dejaron un mal sabor en el grueso del público, desilusionado por el comportamiento de especies de gran relevancia como la de Ecopetrol.

Aun así, parecería que el entusiasmo está de vuelta. Más de un especialista en el tema asegura que hay probabilidades de que las alzas continúen, aunque todavía nadie habla de romper la marca histórica establecida el 29 de octubre del 2010, cuando el índice Colcap se ubicó en 1.901 puntos.

Para quien quiera intentar suerte, las condiciones parecen ser más propicias ahora. Sin embargo, no está de más recordar que hay que fijarse en aquello que los especialistas conocen como los fundamentales de una acción, y dejarles las estrategias especulativas a los especialistas.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado