Ricardo Ávila
Editorial

Un arranque en positivo

La industria y el comercio comenzaron el año con cifras mejores que en el 2017, pero todavía falta un buen trecho antes de cantar victoria.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
marzo 14 de 2018
2018-03-14 08:44 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Un conocido dicho, que tiene como fuente original un versículo del Eclesiastés, afirma en su versión actual que “más vale un buen final que un buen comienzo”. Pero aparte del proverbio bíblico, los economistas saben que en materia de crecimiento, usualmente es mejor arrancar con pie derecho.

Por tal motivo, no pasó desapercibido para los analistas el reporte que entregó el Dane ayer, con respecto al comportamiento del comercio y la industria en enero. Tras meses de cifras en rojo, ambas actividades regresaron a terreno positivo y confirman que el 2018 pinta mejor que el año previo, de acuerdo con las expectativas de los expertos.

A decir verdad, tales apuestas tenían una base relativamente firme. Basta recordar que el principio del 2017 fue muy difícil, debido a varios factores, entre los que estaban el efecto de la reforma tributaria que condujo a un alza de tres puntos porcentuales en la tarifa del Impuesto al Valor Agregado y el impacto sobre el ánimo de la gente del escándalo de corrupción de Odebrecht.

Ambos elementos llevaron a que el índice de confianza del consumidor que elabora Fedesarrollo acabara siendo, de lejos, el peor desde cuando la entidad comenzó a elaborarlo a comienzos del presente siglo. El desánimo se notó en el desempeño de la demanda interna, ante la cual la cuesta de enero terminó siendo una verdadera pendiente.

Lo anterior no quiere decir necesariamente que estemos en terreno llano, si bien las cosas son muy diferentes. En lo que atañe a las ventas de los almacenes, el primer mes del año mostró un aumento del 6,2 por ciento en términos reales. Aunque el guarismo es muy bueno, vale la pena aclarar que el salto de 26 por ciento en el segmento de vehículos automotores y motocicletas, sirvió mucho para elevar el promedio.

Tampoco le fue mal a los productos para el aseo del hogar, los alimentos o los combustibles. Aun así, vale la pena tener en cuenta que de 14 renglones específicos, tan solo seis registraron incrementos, mientras que otro quedó en cero y siete redujeron sus ingresos. De tal manera, habrá que esperar un tiempo adicional antes de cantar victoria, reconociendo que las encuestas que se realizan entre los comerciantes muestran mayor optimismo que hace unos meses.

Por su parte, las manufacturas dejaron atrás la recesión, que fue la norma durante buena parte del año pasado. El modesto crecimiento del 1 por ciento no da para hacer ferias y fiestas, pero al menos sirve para creer que la situación tocó fondo. Es verdad que de 19 de las 39 categorías fabriles examinadas aún experimentan caídas, pero en diciembre ese total era 27. La elaboración de artículos de viaje o de productos de caucho mostró una alentadora dinámica, al tiempo que la otra cara de la moneda es la que presentan la fabricación de carrocerías o el curtido de cueros.

A raíz de lo sucedido, los especialistas en hacer proyecciones ratifican que el parte de los sectores mencionados seguirá mejorando a medida que avance el calendario. Tanto la recuperación de la confianza de consumidores y empresarios, al igual que la baja en la inflación, el descenso en las tasas de interés y la ayuda de una demanda externa más elevada, servirán para que la demanda suba, en beneficio de industriales y comerciantes.

Aun así, los pronósticos son modestos, inferiores al 2,5 por ciento, lo cual prueba que todavía andamos por el carril lento, más allá de que la velocidad sea mayor. Para que el panorama mejore, será necesario que no haya sobresaltos en materia económica y que la incertidumbre política –cuyo peso sobre las decisiones de compra e inversión es evidente– quede atrás. Eso quiere decir que este semestre será de aguante, con la esperanza de que el buen final que menciona la Biblia, complemente este comienzo alentador.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado