Ricardo Ávila

Sincerar las cuentas

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Editorial
POR:
Ricardo Ávila
enero 28 de 2015
2015-01-28 02:50 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Este martes en París, poco antes de terminar su visita relámpago a la capital francesa, el presidente Juan Manuel Santos volvió a reiterar la meta que tiene el Gobierno con respecto al crecimiento de la economía colombiana, que había sido dado a conocer en el Plan Financiero establecido a finales de diciembre pasado. Según el mandatario la expansión del Producto Interno Bruto será del 4,2 por ciento en el 2015, una cifra que –de confirmarse– superaría con creces el promedio calculado para América Latina, apenas superior al uno por ciento.

En las cuentas que hizo el Ministerio de Hacienda en su proyección original, se establecieron cinco sectores que serían los de mayor dinámica este año. Al que mejor le iría sería al capítulo de comercio, seguido por el de establecimientos financieros, construcción, explotación de minas y canteras; y electricidad, gas y agua. Por debajo de la media se ubicarían industria, transporte y comunicaciones, las actividades agropecuarias y servicios personales. En general, a ninguno de esos ramos les iría particularmente bien o mal, lo cual implica cierta uniformidad en las apuestas.

No obstante, la mayoría de los analistas es más pesimista y cada vez aumentan en número los que dicen que no vamos a llegar al 4 por ciento. La razón principal tiene que ver con la descolgada en el precio del petróleo y sus efectos sobre otros renglones productivos, aparte de que los trastornos o el cambio abrupto de escenarios acaban golpeando el ritmo de inversión privada.

Por ejemplo, el experto Hernando José Gómez considera que por cada 10 dólares que bajan las cotizaciones del crudo, la tasa de crecimiento disminuye en 0,4 puntos porcentuales. Dicho de otra manera, si el bajón es de 50 dólares en el valor del barril a lo largo del 2015 –un escenario muy factible según los conocedores– el avance del PIB de Colombia llegaría a la mitad de lo que dicen los números oficiales.

Más allá de la manera de llegar a ese dato, que fue el resultado de un modelo econométrico, el mensaje de fondo es que el golpe inmediato es más fuerte de lo que parece. Para quien quiera buscar un referente, vale la pena recordar que tanto Chile como Perú tuvieron un desempeño muy mediocre el año pasado, por cuenta de su dependencia de la minería. Y cómo las dificultades del cobre han seguido, hay escepticismo en torno a que la recuperación planteada para ambas naciones sea tan vigorosa como se había dicho.

En lo que atañe a la economía colombiana, el efecto no será menor, así en nuestro caso la dependencia de las industrias extractivas sea más baja. El propio Ministerio de Hacienda dice que la canasta de crudos que exportamos se venderá a un promedio de 48 dólares el barril, 45 por ciento menos que en el 2014. Si ese fuera el caso, las exportaciones del segmento serían unos 12.000 millones de dólares menos en el 2015, sin contar lo que suceda con el carbón, el níquel o el oro. Tampoco se incluyen en esas cuentas lo que pueda ocurrir con Venezuela o con Ecuador, cuyas compras en el exterior van a ser menores.

Así las cosas, se necesita hacer un esfuerzo para sincerar las cifras. En respuesta, no faltará quien diga que si el Ejecutivo comienza a aceptar que la realidad será más dura de lo que afirma, las expectativas en reversa se encargarán de que las profecías oscuras se cumplan, lo cual tiene algo de validez. Pero quizás una revisión a los estimativos demuestre que la administración se quedó corta al hablar del empuje de áreas como la construcción, por cuenta del dinamismo de edificaciones y obras civiles.

En cualquier caso, lo que no nos puede pasar es que una tormenta nos tome desprevenidos. Es cierto que los meteorólogos se equivocan, como sucedió con los que hablaron de un pandemonio de nieve sobre Nueva York el lunes, pero en esta época de turbulencia puede valer más pecar por exceso de prudencia, que por defecto.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado