Ricardo Ávila

Más sólido que gaseoso

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
septiembre 24 de 2013
2013-09-24 03:06 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Cuando Colombia quiere compararse favorablemente con otras naciones, hay un terreno en el cual el país sale bien clasificado. Se trata de la masificación en el uso del gas natural, un combustible que hoy llega a casi siete millones de hogares, mejorando la calidad de vida en más de 700 poblaciones.

Tampoco es despreciable lo conseguido en materia de gas vehicular, un sustituto ideal de la gasolina no solo por su costo, sino por el limitado impacto ecológico que tiene. A pesar de ‘cuellos de botella’ que aparecen ocasionalmente, hoy existen más de 400.000 automóviles y camiones que usan una tecnología que se ha venido expandiendo en otras latitudes.

A todo lo anterior hay que agregarle un marco institucional que funciona relativamente bien y en el que participa la Creg -la comisión regulatoria del sector- con la activa participación del Ministerio de Minas. Precisamente, el 2013 ha sido generoso en resoluciones que tocan múltiples aspectos del negocio, algunas de las cuales llevaban años en la lista de pendientes que tenían en su agenda las compañías del ramo. Por ejemplo, estas permitirán una expansión de la infraestructura de gasoductos, orientada no solo a incrementar la cobertura del servicio sino también a darle mayor seguridad al sistema, sobre todo después de los estragos que dejó en su momento el fenómeno de “La Niña”.

Especialmente importante es la puerta que se ha abierto para que sea construida una planta de regasificación que muy posiblemente quede ubicada en la costa Atlántica y, una vez terminada, permitirá que se supere un riesgo potencial en el abastecimiento. Dado el caso, esto permitirá que se pueda regular la oferta del combustible, ya sea para importarlo o venderlo en el exterior, según haya faltantes o excedentes.

El asunto es clave cuando se tiene en cuenta que el país no es particularmente rico en términos de reservas probadas de gas. A pesar del esfuerzo exploratorio adelantado y de los buenos prospectos en diversos bloques, como los adjudicados en el mar Caribe, las expectativas no se han concretado. Si no hay suerte, en la próxima década dejaríamos de ser autosuficientes.

Dicho panorama no tiene en cuenta el cambio profundo que ha tenido lugar a este respecto, por cuenta de la explotación de hidrocarburos a través del uso de métodos no convencionales como la fractura de rocas en el subsuelo. La técnica ha sido revolucionaria en diferentes sitios, pero especialmente en Estados Unidos, cuyas perspectivas energéticas variaron de forma radical gracias a hallazgos que le permitieron ser superavitario y por cuenta de los cuales el precio del gas tuvo un notorio descenso.

Según quienes saben de estos asuntos, Colombia tiene un gran potencial en este campo. Según Washington, el país podría multiplicar por diez sus reservas actuales si aprovecha sus posibilidades en lo que se conoce como gas de esquisto. No obstante, hay una curva de aprendizaje que apenas se comienza a recorrer y en la cual es clave que instituciones como la Agencia Nacional de Licencias Ambientales mejoren sus tiempos de respuesta.

En tal sentido, el parte que se desprende del informe del sector, que fue dado a conocer hace unos días, es que las cosas han avanzado, pero que todavía hay un buen trecho por recorrer, así como elementos de incertidumbre que ser resueltos. Un caso es el de las exportaciones que debería hacer Venezuela hacia este lado de la frontera, revirtiendo el flujo del combustible de los últimos años y cuyos detalles siguen en veremos a pesar de que Caracas dijo hace poco que en el 2014 empezará a bombear gas de allá para acá.

Lo anterior quiere decir que, a pesar de ser más corta, la lista de pendientes es importante. En ese sentido, es de esperar que el Gobierno siga dándole su respaldo a un ramo cuyo parte es positivo, pero en donde se podría mejorar más para que el avance sea aún más sólido.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado