Ricardo Ávila

Sorpresas del dólar

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
abril 01 de 2014
2014-04-01 02:59 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Justo cuando todos los analistas y las mismas autoridades esperaban que el precio del dólar se mantuviera alrededor de los 2.050 pesos, e incluso mostrara cierta tendencia al alza, de repente se ha descolgado perdiendo el 4 por ciento de su valor (algo menos de 80 pesos) en un mes.

Para tratar de entender lo que está pasando hay que recordar las causas que habían impulsado una devaluación del peso de cerca del 13 por ciento hasta finales del pasado mes de febrero, cuando en 12 meses la tasa de cambio pasó de 1.813 a 2.046 pesos. Estas no fueron, en términos de significancia, cambios en la economía colombiana ni en la política doméstica, sino el anuncio de un nuevo rumbo la política monetaria estadounidense.

En efecto, en mayo del año pasado el Banco de la Reserva Federal en Washington informó que iba a empezar a disminuir su agresiva política de expansión monetaria con la cual estaba emitiendo 85.000 millones de dólares mensuales para estimular el crecimiento económico. La reducción del estímulo monetario solo empezó a darse 8 meses después, y de manera gradual a un ritmo de 10.000 millones de dólares por mes –va en 55.000 millones–, pero el simple anuncio modificó las expectativas del mercado, se redujeron los flujos de capitales hacia los países emergentes y el dólar empezó a subir de precio frente a casi todas las monedas de las naciones en desarrollo, incluyendo el peso colombiano.

Ese fortalecimiento generalizado del dólar demuestra una vez más que los movimientos de las tasas de cambio no responden tanto a los factores fundamentales de las economías ni a los flujos del comercio de bienes y servicios, sino a las corrientes de capitales internacionales, especialmente a los de corto plazo que son altamente sensibles a cualquier noticia o señal que influya en las expectativas.

Tal conclusión arroja luces sobre el comportamiento reciente del precio del dólar, pues en Colombia se dieron dos noticias que pesaron más que la ratificación que hicieron las autoridades monetarias norteamericanas de continuar ‘cerrando la llave’.

La primera fue el anuncio de uno de los mayores bancos internacionales, el JP Morgan, de aumentar, a partir del próximo 30 de mayo, la participación de los títulos de deuda pública colombiana (TES) en sus indicadores de deuda de los países emergentes. Es un tema técnico, pero que va a llevar a que los inversionistas internacionales compren más bonos nacionales, para lo cual deberían traer más dólares al país. De nuevo, el solo anuncio, genera la expectativa de una mayor oferta de dólares y hace bajar su precio.

La segunda noticia fueron las declaraciones del director de Crédito Público del Ministerio de Hacienda, en el sentido de que el Gobierno está planeando reducir aún más los impuestos para los rendimientos de las inversiones extranjeras de corto plazo. Ya en la pasada reforma tributaria la tasa para estas operaciones se redujo del 33 al 14 por ciento y, según el funcionario, se piensa bajarla aún más para alentar a los inversionistas a aumentar su participación en el mercado local de TES.

Contrastan estas declaraciones con la posición del Ministro de Hacienda, reiteradas ayer en Portafolio, quien ha señalado que la devaluación es una buena noticia para el país y para las finanzas públicas, pues los ingresos en dólares superan los gastos en esa divisa, aparte de beneficiar al sector productivo colombiano. Tras ese propósito se encuentra el anuncio hecho por el Banco de la República hace unos días, relativo a que seguiría comprando dólares.

La noticia del JP Morgan es un hecho externo bienvenido, ya que muestra la buena percepción que tienen los mercados internacionales de la economía colombiana. Pero hay que cuidar las señales que se le envían al mercado. En concreto, no es posible mantener la tasa de cambio que desea el Ministro y al mismo tiempo darles más estímulos a los ingresos de capitales de corto plazo.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

Twittter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado