Ricardo Ávila

Que el tinto no queme

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
julio 03 de 2015
2015-07-03 03:33 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Después de que el mensaje inicial era que no había afán en buscar al sucesor de Luis Genaro Muñoz en la Federación de Cafeteros, más de un observador se sorprendió en la noche del miércoles al conocer el comunicado expedido por la entidad. Según este, el Comité Nacional –compuesto por 15 representantes de los comités departamentales y por los delegados del Gobierno– definió el proceso de selección del nuevo gerente.

De acuerdo con el cronograma, la rueda empezó a girar ayer. Hasta el próximo 10 de julio se recibirán hojas de vida de los aspirantes al cargo. Acto seguido habrá una preselección para reducir la lista a diez y el 21 que viene, quedará la terna definitiva. Durante dos semanas, los escogidos presentarán sus propuestas sobre el futuro del gremio, con lo cual el 12 de agosto se hará la elección final en un Congreso Extraordinario en el que participarán 90 representantes.

Con el fin de orientarse, quienes elijan al encargado de la Federación tendrán como marco de referencia el perfil del nuevo gerente, a quien no solo le corresponde liderar procesos de transformación, sino tener interlocución con los diferentes eslabones de la cadena. En especial se señala que “un ejecutivo con capacidad de desempeño internacional será clave para consolidar la comercialización de cafés de alta calidad”.

No menos importante es el mensaje según el cual la cabeza de la entidad “deberá ser capaz de unir al gremio”. Para quienes saben del tema, este es el desafío más complejo de todos. Por una parte, en el Comité Nacional hay dos grupos claramente identificados, que se formaron desde la designación de Muñoz en el 2009, cuando este ganó sin tener un respaldo unánime. Por otra, está el asunto de las dignidades, los capítulos de origen regional que promovieron el paro del 2013, algunos de cuyos representantes se sientan ahora en las instancias más altas.

La cosa se complica más cuando se tiene en cuenta que en estas hay personas que mueven intereses políticos y buscan pescar en río revuelto. Dependiendo del departamento, hay conexiones con el Polo Democrático, los partidos tradicionales o el ‘uribismo’, interesados en ponerle palos en la rueda a la administración santista y quedarse con una cuota de poder en las elecciones del próximo mes de octubre.

El factor que sirve para legitimarlos ante los campesinos es la solicitud de que se reviva el Programa de Protección del Ingreso Cafetero, conocido como el PIC. Cuando este se logró, hace dos años, se acordó que el presupuesto nacional compensaría la diferencia entre el precio interno y un nivel de 700.000 pesos por carga, establecido como el punto a partir del cual se cubren los costos. No importa que estudios posteriores hayan demostrado que la cifra podría ser menor. El número quedó en la mente de los cultivadores y más de uno pide que sea indexado.

Dado que ahora la carga se encuentra en 656.121 pesos, pues a pesar de la devaluación, la cotización internacional de la libra del grano ha descendido, las exigencias en favor de revivir el subsidio han subido de tono. De hecho, hay un paro convocado para los próximos días, con el cual se quiere presionar al Ejecutivo. La respuesta de diferentes ministros es que dada la estrechez de las finanzas públicas, no hay dinero disponible.

Tales elementos obligan al Gobierno a jugar sus cartas con cuidado en la elección del gerente, en la cual participa activamente. Si propone a cualquiera, puede ‘quemarlo’, pero al mismo tiempo necesita que sea alguien con quien tenga buena interlocución. La comunicación fluida no es solo indispensable para apagar los incendios inmediatos, sino sobre todo para impulsar reformas necesarias en una actividad en la que abundan oportunidades y desafíos. Pero para que eso suceda, también el Ejecutivo debe demostrar que ha aprendido de los errores del pasado, en el que tantas tazas quebró por simple y llana improvisación.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado