Ricardo Ávila

El tinto está servido

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
marzo 05 de 2014
2014-03-05 03:10 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Aquel conocido dicho según el cual ‘la vida da muchas vueltas’, sí que se puede utilizar para describir la fortuna cambiante de la principal actividad agrícola de Colombia. Hace exactamente un año, la edición de Portafolio informaba sobre la compleja situación que se vivía en el país, por cuenta del paro cafetero que se había convertido en el principal dolor de cabeza del Gobierno.

En ese momento, la combinación de un precio interno a la baja y una cosecha muy inferior a los promedios históricos, fueron determinantes para que los cultivadores –alentados por dirigentes con intereses políticos– salieran a bloquear carreteras y exigir soluciones inmediatas. Como es conocido, la crisis se resolvió poco después, tras haberse aprobado un esquema de subsidios que le costó al presupuesto nacional cerca de un billón de pesos en el 2013.

Hoy en día, la realidad es muy distinta. Para comenzar, las cotizaciones internacionales del grano se han disparado a niveles cercanos a los dos dólares por libra, como consecuencia de la mala fortuna de algunos productores importantes. Ese es el caso de Brasil, afectado por una fuerte sequía que se prolongó por más tiempo del esperado y golpeará el rendimiento de las plantaciones de café. Aunque todavía es imposible cuantificar el daño, desde ya los conocedores pronostican que se medirá en varios millones de sacos.

Tampoco es buena la situación de los centroamericanos, víctimas de una plaga como la roya, que ha llegado incluso a extenderse en México. Por su parte, Indonesia salió golpeada por una temporada invernal particularmente fuerte, ante lo cual no podrá cumplir con las metas que se había propuesto.

La mezcla de los factores mencionados implica que la oferta de café debería ser inferior a la demanda, lo cual obliga a hacer uso de los inventarios existentes. Y ante la posibilidad de que parte de los daños tengan efectos profundos, la perspectiva es que el mercado seguirá estrecho durante un buen número de meses, algo que se refleja en los precios.

Mientras eso pasa en otras latitudes, en el país el dólar se ha ubicado en niveles cercanos a los 2.050 pesos, revirtiendo en parte el fuerte proceso de revaluación de la moneda que puso en aprietos a varios ramos exportadores. Si bien el elemento que más influye es el que viene de afuera, la nueva coyuntura cambiaria ha ayudado a que el valor de la carga se ubique en la mañana de hoy en 768.125 pesos, 93 por ciento más que el pasado primero de enero.

La feliz circunstancia de los precios se combina con otra: el repunte de la producción interna. Ayer, la Federación de Cafeteros informó que en febrero esta alcanzó los 874.000 sacos, 40 por ciento más que en igual periodo del año pasado. Aunque falta que lleguen los meses de mayor cosecha, los expertos sostienen que la meta de alcanzar los 11,4 millones de sacos en el 2014 se ve totalmente factible, por la sencilla razón de que hay más hectáreas con grano, después del ambicioso programa de renovación de matas de los últimos tiempos.

Más trascendental todavía es el alza en la productividad media de los cafetales, que pasó de 11,1 sacos en el 2012 a 14,1 en el 2013. Esa mejora del 27 por ciento es la mejor manera de garantizar la vigencia del sector cultivador, pues le permite al ramo ser mucho más competitivo cuando las cotizaciones cambien de dirección, algo que va a suceder tarde o temprano.

En tal sentido, el esfuerzo de reflexión que comenzó en la época de ‘vacas flacas’, tiene que continuar. Este debería incluir –entre otros temas– la pertinencia de más subsidios, si el valor de la carga se ubica por debajo de un límite determinado, para lo cual se necesita definir de manera técnica una estructura de costos. De lo contrario, cuando el viento cambie de dirección no vamos a estar preparados, algo que a la luz de los líos recientes sería imperdonable.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio

Twiter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado