Ricardo Ávila

El turno de los expertos

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Editorial
POR:
Ricardo Ávila
febrero 25 de 2015
2015-02-25 04:35 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

“Si quieres que algo sea hecho, nombra un responsable. Si quieres que algo se demore eternamente, nombra una comisión”. Esa frase, atribuida a Napoleón, probablemente sea utilizada por los escépticos para calificar de antemano el trabajo de la Comisión de Expertos para la Equidad y la Competitividad Tributaria, que fue conformada por el Gobierno en respuesta a un mandato del Congreso.

El cuerpo consultivo, integrado por nueve profesionales independientes, debe sugerir un esquema impositivo más adecuado que el actual, que ha sido criticado en múltiples oportunidades, tanto por su complejidad como por repartir mal las cargas. “La iniciativa busca proponer reformas orientadas a combatir la evasión y la elusión fiscales, así como hacer el sistema tributario más equitativo y eficiente”, señaló el Ministro de Hacienda.

En contra de lo que algunos creían, los nombres elegidos trajeron sorpresas favorables. No solo hay conocedores del asunto como Miguel Urrutia o Guillermo Perry, sino personas que, aparte de su capacidad técnica, aportarán una visión diferente.

Ese es el caso de Rosario Córdoba, del Consejo Privado de Competitividad, o Ricardo Bonilla, quien viene de dejar la secretaría de Hacienda de Bogotá. La mezcla de académicos, contadores, abogados y economistas de diversas vertientes es una buena señal sobre un trabajo que necesita tener un enfoque más amplio que el fiscalista de siempre.

No menos importante es destacar quiénes estarán ausentes. En buena hora, el Gobierno se abstuvo de ceder a las presiones para que los gremios tuvieran uno o varios representantes en la Comisión. Ello no impide que estos envíen sus aportes, pero una cosa es hacerlo desde afuera y otra desde adentro. Solo así se podrá preservar la legitimidad de la labor realizada y el hecho de que no se va a responder a ningún interés particular.

Apoyarse en el trabajo de quienes saben de un tema es algo que ha tenido utilidad en Colombia. Algunas de las reformas más significativas de nuestra historia económica, tanto en materia de ingresos públicos, como de gastos, tuvieron como fuente esfuerzos de corte académico, orientados al largo plazo.

Y esa visión sí que se necesita en las circunstancias actuales. En lugar de remiendos parciales, orientados a que la administración de turno pueda cuadrar sus cuentas, Colombia requiere un marco tributario moderno y estable a la vez. La práctica de una reforma impositiva cada dos o tres años es perniciosa, pues aparte de lo antipático que es cambiar las reglas de juego constantemente, desestimula la inversión productiva.

Por tal motivo, el enfoque tiene que ser integral e involucrar temas administrativos. Además de lo relacionado con la renta de personas naturales y jurídicas, también hay que mirar puntos espinosos como el IVA o los regímenes especiales, comenzando por el de las entidades sin ánimo de lucro. Probablemente, se entreguen propuestas parciales, pero hay que concebirlas como los elementos de un rompecabezas en el que todas las piezas deben encajar.

De particular importancia es el hecho de que no se trata de inventar la rueda. El punto de partida son los numerosos estudios que se han elaborado, los cuales van desde los de Fedesarrollo hasta la Ocde. El desafío es encontrar coincidencias y diseñar esquemas graduales, de tal manera que exista una hoja de ruta en caso de que se busque incrementar los recaudos, algo indispensable para redistribuir la riqueza y atender tantas carencias pendientes.

No obstante, la verdadera utilidad de lo que haga la misión va a depender del Ejecutivo. Convertir las recomendaciones en leyes requerirá de mucho valor político y de una buena dosis de liderazgo, pues seguramente se van a pisar muchos callos. Solo en ese momento se sabrá si el adagio napoleónico es válido o no, con respecto a un tema complejo que en Colombia tiene tanto de ancho como de largo.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado