Ricardo Ávila
Editorial

Un reemplazo para ‘Jota’

Aun si el nombre de quien llegue a la gerencia del Banco de la República es una sorpresa, un salto al vacío es muy improbable.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
diciembre 04 de 2016
2016-12-04 08:14 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Si de cuentas regresivas se trata, no hay duda de que la de elegir al nuevo gerente del Banco de la República ya entró su recta final. En cuestión de días, la junta directiva del Emisor deberá escoger al sucesor de José Darío Uribe, quien termina su tercer periodo al frente de la entidad, el máximo permitido por los estatutos.

Aunque para la mayoría de los colombianos el perfil del cargo es difuso, pues lo más evidente es que se trata de la persona cuya firma aparece en los billetes que circulan, la verdad es que las responsabilidades de encabezar el llamado ‘banco de bancos’ no son pocas.

Aparte del manejo de la que es una verdadera empresa, con una presencia regional importante, y cuyas divisiones van desde las bibliotecas y los espacios culturales hasta la impresión de la moneda de curso legal, están los asuntos regulatorios y el liderazgo de un cuerpo de especialistas particularmente bien preparado.

Nada se compara, sin embargo, con el oficio de participar en el manejo de la política económica. Si bien la tarea recae formalmente en el Ministro de Hacienda de turno, el Emisor provee una línea de continuidad que es una especie de seguro en contra de los bandazos típicos de otras naciones latinoamericanas. Ello no solo es apreciado internamente, sino que es clave en el ámbito internacional a la hora de preservar la credibilidad externa del país.

Desde el punto de vista formal, el objetivo del Emisor no es otro que defender el poder adquisitivo del peso, lo cual consiste en mantener la inflación bajo control. Los instrumentos para cumplir con las metas establecidas son relativamente limitados: la tasa de interés que pagan las entidades financieras por recibir fondos de forma temporal y el manejo de la liquidez a través de la compra y venta de papeles. Tampoco hay que olvidar la intervención en el mercado cambiario, algo que sucedió tanto en la época de la revaluación como en momentos recientes de volatilidad extrema.

Las decisiones al respecto son adoptadas por la junta y, en esos casos, el voto del gerente es apenas uno de siete. Aun así, no hay que menospreciar el liderazgo que le corresponde, muchas veces en la sombra. Por lo tanto, quien asuma el puesto debe saber que lo suyo no es ocupar las primeras planas de los periódicos, o tomar parte en la polémica del momento, sino algo equivalente al capitán de un transatlántico cuyos pasajeros saben que al frente de la nave hay alguien que sabe del oficio.

Reemplazar a ‘Jota’, como se conoce coloquialmente a Uribe, no es nada fácil. Para comenzar, el economista paisa llegó a la gerencia tras un largo periodo en el Emisor, por lo cual no era extraño, en absoluto, a los temas operativos, aparte de contar con un bagaje académico notable.

Además, su personalidad, algo tímida, se acomodó a lo que se espera de un banquero central que supo mezclar pocas palabras con credibilidad, algo que le ganó el respeto en escenarios tan complejos como el Congreso.

Afortunadamente, el abanico de candidatos a suceder a este hincha furibundo del Atlético Nacional es de gran calidad. Es posible que quien sea escogido sea menos aficionado al fútbol, pero en la baraja hay personas de primera línea como José Antonio Ocampo, Juan José Echavarría, Leonardo Villar, Hernando Vargas o Gerardo Hernández, todos con credenciales profesionales de sobra, vinculados en diferentes momentos de su vida al propio Banco de la República.

No hay que descontar la posibilidad de que salga una carta sorpresa –como alguno de los integrantes de la junta actual–, aunque el riesgo de un salto al vacío también es mínimo. Y eso, en medio de las incertidumbres que aquejan a Colombia es algo bienvenido. Puede ser que para muchos la falta de controversia resulte un poco aburrida, pero aquí de lo que se trata es de ser predecibles y enviar el mensaje de que así las personas cambien, el rumbo del Emisor será el mismo.

Director de Portafolio
ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado