Ricardo Ávila
Editorial

Una radiografía única

Los resultados de la encuesta Elca, a cargo de la Universidad de los Andes, muestran un panorama de luces y sombras sobre Colombia. 

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
noviembre 26 de 2017
2017-11-26 04:15 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Tal vez la culpable sea la época electoral, o tal vez las noticias relacionadas con la corrupción o el crimen, pero cada vez es más usual escuchar entre los colombianos la expresión según la cual el país está peor que nunca. Los sondeos reflejan un elevado pesimismo que pesa sobre el consumo y el ánimo de invertir, haciendo más difícil la reactivación de una economía que anda por el carril lento.

Sea como sea, de vez en cuando vale la pena mirar lo que reflejan diferentes estudios con respecto a la realidad nacional, cuyo propósito no es otro que el de hacer un análisis objetivo y documentado sobre diferentes variables. Es en esa categoría que se enmarca la Encuesta Longitudinal Colombiana a cargo de la Universidad de los Andes (Elca), cuyos resultados más recientes se dieron a conocer la semana pasada.

El trabajo realizado es único. La razón es que el propósito del mismo es seguir a lo largo de más de una década a cerca de 10.000 familias pertenecientes a los estratos uno a cuatro, que habitan en zonas rurales y urbanas, con el fin de medir la evolución de su calidad de vida. Cada tres años, comenzando en el 2010, los mismos hogares son visitados, de manera que el reporte correspondiente al 2016 es el tercero que se hace, algo que implica un esfuerzo descomunal por los requerimientos propios de la labor de campo.

Contra lo que pudiera creerse, el número de participantes iniciales no ha variado mucho, así algunos hayan desaparecido del radar. Lo primero que salta a la vista es la alta tendencia a emigrar de gran proporción de los entrevistados. Si hace siete años, los formularios abarcaron 80 municipios, ahora fue necesario llegar a 235, porque miles de personas se movieron.

Puesto de otra manera, uno de cada tres hogares cambió de sito de residencia desde el 2010, sobre todo aquellos localizados en las áreas rurales. Tres cuartas partes de los trasteos se dieron a otras partes del campo, mientras la proporción restante se fue a las ciudades. La movilidad observada es muy alta cuando se compara con la de otros países, y tiene que ver con búsqueda de mejores oportunidades.

No menos destacable es el comportamiento de la pobreza monetaria, cuya reducción es notoria. De acuerdo con la Elca, en las zonas urbanas esta se redujo en casi 14 puntos porcentuales hasta el 26,6 por ciento, en un lapso de seis años, mientras que en las rurales el bajón ascendió a 22 puntos, hasta 27,3 por ciento. Aunque tales progresos son muy positivos, se destaca que 14 por ciento de las familias siguen en las garras de la pobreza y que la velocidad de mejoría fue menor entre el 2013 y el 2016.

Las consecuencias de esa evolución se expresan en la posesión de bienes materiales. Para citar un caso concreto, entre el 2010 y el 2016 la proporción de familias campesinas con una motocicleta subió de 21 a 44 por ciento. En el mismo lapso, la posesión de neveras pasó de 55 a 70 por ciento, y de lavadoras de 19 a casi 36 por ciento. Dado que en las ciudades la penetración de los electrodomésticos es más elevada, el salto no es igual, pero va en la misma dirección.

También son muy útiles los hallazgos con respecto a maternidad temprana, vulnerabilidad, situación de niños y jóvenes, posesión y uso de la tierra, al igual que participación en organizaciones sociales o políticas. Un módulo adicional incluyó preguntas sobre la negociación con las Farc, cuyas respuestas servirán como base de comparación con lo que se diga en el 2019.

Cuando la última encuesta se aplique en el 2022, será posible tener una radiografía única de lo ocurrido en el país durante este lapso. Incluso, desde ahora la foto es clara y muestra progresos y desafíos que permiten mirar las cosas con más optimismo que el que se encuentra por estos días, entendiendo que muchos retos persisten.

Ricardo Ávila Pinto
ricavi@portafolio.co
Twitter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado