Gerencia euromediterránea

En las últimas dos décadas, se han levantado voces indicando que los principios del Mediterráneo son

Enrique Ogliastri
POR:
Enrique Ogliastri
enero 05 de 2011
2011-01-05 12:01 a.m.

La gerencia contemporánea ha estado dominada por los valores de las sociedades en las que surgieron empresas con excelencia (como Estados Unidos y Alemania) y la propagación de sus mejores prácticas se hace independientemente de que se compartan también sus supuestos. Los valores implícitos de la gerencia que se practica y que enseñamos en las escuelas de administración son los del individualismo, el racionalismo, el utilitarismo y el universalismo.

Estos representan algunos ideales del ser humano y la sociedad que no se comparten en todas partes, particularmente son muy distintos en los países latinos. En las últimas dos décadas, se han levantado voces indicando que los principios del Mediterráneo son diferentes y representan una manera distinta de vivir, organizarse y desarrollarse económicamente (Maffesoli, Eloge de la raison sensible, 1996; Morace, Metatendenze, 1996; www.euromed-marseille.com).
¿Cuáles son esos valores mediterráneos que no compaginan con los nórdicos? En primer lugar, en el mundo latino las relaciones personales, de familia, y de grupo son muy importantes, pues la gente actúa de manera menos individualista y toma más en cuenta las necesidades de los otros en su entorno inmediato. Las emociones se expresan y se aceptan, hay algo más en el ser humano que su aspecto racional, frío y neutro.

En segundo lugar, en las relaciones de negocios, las personas buscan conocer al otro, acercarse, y están dispuestas a hacer la excepción si la relación es buena. La gente siente y espera que haya algo más que una mera transacción económica, valora este aspecto humano dentro del contexto global de la vida. No se puede concebir a los demás o a las relaciones de trabajo como meros instrumentos para conseguir resultados. Esta concepción mediterránea pretende ser más sabia, de largo plazo, inducir menos crisis personales y sociales, e integrar el trabajo dentro de la vida.
Estos valores se reflejan en todos los campos en que el ser humano experimenta su trabajo. Entre las áreas de la administración, es principalmente en mercadeo, organización y recursos humanos donde la influencia de los factores culturales es mayor.

En lugar de enfatizar la libertad individual sobre las restricciones sociales, se resalta la comunalidad, la pertenencia a grupos. En mercadeo se ha enfatizado el “mercadeo tribal”, opuesto a segmentaciones de mercado donde no hay relaciones entre las personas del segmento; no son individuos aislados que meramente comparten algunas características, como en la segmentación tradicional. Esta perspectiva permite entender y trabajar mejor con cierto tipo de consumidores y mercados, nos aleja de una visión única que no cubre toda la realidad.
Obviamente, algunas de las mejores prácticas administrativas del norte son totalmente inadecuadas en culturas diferentes. Globalmente considerada, la tradición mediterránea es la del humanismo, poner a las personas en el centro de todas las cosas y en su contexto.

Uno de los descubrimientos más interesantes sobre la relación entre la gerencia y los valores culturales es la comprobación de que la cultura y valores dentro de una organización no necesariamente coinciden con los del país en que opera, sin desmedro de que sus resultados sean excelentes. No se trata de remplazar a un enfoque por otro, sino de entender mejor a las personas y a sus diferentes tipos en la sociedad. Este mensaje de diversidad es probablemente parte de la tradición humanista del mediterráneo.
 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado