Esperanza Hernández

Biblioteca escolar: lugar de aprendizaje

Esperanza Hernández
POR:
Esperanza Hernández
mayo 22 de 2013
2013-05-22 01:04 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/18/56c61b8b69288.png

En la pasada Feria Internacional del Libro de Bogotá, el Plan Nacional de Lectura y Escritura ‘Leer es Mi Cuento’, del Ministerio de Educación, lideró el Primer Encuentro Internacional de Bibliotecas, espacio que junto con el Congreso Nacional de Lectura de Fundalectura permitió reunir a 800 personas, entre las que se destacaron bibliotecarios escolares y maestros de todo el país, quienes tuvieron la oportunidad de compartir y conocer las experiencias y aprendizajes de expertos en el tema.

Con este encuentro, el Plan Nacional de Lectura y Escritura dio el primer paso para consolidar la biblioteca escolar como un espacio fundamental en la educación; como el lugar donde niños y jóvenes tienen la oportunidad de acceder a información y conocimiento actualizado y permanente, que mejora su desempeño escolar y las oportunidades que tienen para construir una vida plena.

El Primer Encuentro Internacional de Bibliotecas se suma a las múltiples acciones que ha venido adelantando el Plan desde el 2011 y que han sobrepasado las metas propuestas por el Gobierno Nacional para el cuatrienio. Hoy, se han adquirido y entregado más de 5 millones de libros, una compra sin precedentes en la historia de las bibliotecas en el país.

Al finalizar el 2013, la Colección Semilla de ‘Leer es Mi Cuento’, compuesta por 270 libros de la más alta calidad, habrá llegado a 19.400 sedes educativas oficiales, casi triplicando la meta de 6.900 que se había propuesto inicialmente.

Además, al finalizar este año esperamos haber formado como mínimo a 35.000 maestros y haber beneficiado a 5,3 millones de estudiantes en toda Colombia.

Para ello, la inversión del Ministerio, las entidades territoriales y empresas del sector privado como Ecopetrol y Postobón, que se han sumado a esta iniciativa, supera ya los 52 mil millones de pesos.

Este último dato evidencia el compromiso de los alcaldes y gobernadores con el Plan Nacional de Lectura y Escritura, compromiso materializado en la cofinanciación por parte de 23 entidades territoriales que reunieron cerca de 8.500 millones de pesos en menos de tres meses, para que más niños, jóvenes, maestros y padres de familia tuvieran la oportunidad de disfrutar materiales de lectura de calidad como los que se están entregando.

Pero las acciones del Plan no se limitan a la producción y entrega de libros.

El Ministerio de Educación está muy interesado en saber qué pasa con ellos después de que llegan a las instituciones educativas y qué cambios ocurren cuando un colegio tiene la oportunidad de pensar en su biblioteca escolar, ya que el mejoramiento de los estudiantes en lectura y escritura no solo depende de que tengan acceso a libros y materiales que promuevan esos hábitos, sino que depende del uso que se haga de ellos en el aula y, por supuesto, en las nacientes bibliotecas escolares.

Por esa razón, el Ministerio organizó este importante encuentro, para sembrar la semilla de una red de bibliotecas escolares que se nutra de las discusiones, reflexiones y cuestionamientos que surgieron después de tres días de intenso e interesante aprendizaje.

Esperanza Hernández

Gerente del Plan Nacional de Lectura, Ministerio de Educación

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado