Federico Hoyos

‘Rigonomics’

El pesimismo es un problema para los países que tiene efectos en la economía y en su desarrollo.

Federico Hoyos
POR:
Federico Hoyos
julio 30 de 2017
2017-07-30 06:56 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c78930d86be.png

El podio de Rigo en el Tour de Francia ha generado una explosión de alegría en el país no solo por la proeza deportiva, sino por la espontaneidad, sencillez y carisma del deportista antioqueño, que con su personalidad sincera y sencilla nos ha hecho reír y reflexionar sobre lo que significa ser colombiano, y no lo digo por una u otra palabrota que se le haya escapado al ciclista de Urrao, sino por la franqueza, humor y positivismo con el que comunica sus ideas y por su historia de vida; un colombiano proveniente de un pequeño municipio incrustado en las montañas de Antioquia que alcanza uno de los lugares más importantes de un deporte que es seguido a nivel mundial. Si se pudiera resaltar una de las cualidades de Rigo, escogería el optimismo, cualidad de la cual hoy carece el país y que hace falta en demasía.

Un estudio del Pew Research Center arrojó que algunos de los países más optimistas del planeta tienen unas de las economías más fuertes. Entre ellos se encuentran Holanda, Alemania y Suiza, con porcentajes de optimismo de 87, 86 y 84 por ciento, respectivamente.

De otro lado, un estudio del Centro Nacional de Consultoría y Worldwide Independent Network reveló que en el 2016 Colombia registró un índice de optimismo de 26 por ciento, 12 puntos porcentuales menos que el promedio mundial, el cual fue de 38 por ciento. La última encuesta de la firma Gallup Poll (junio 2017) así lo confirma, evidenciando un marcado pesimismo en el país, pues el 73 por ciento de los consultados creen que el país va por mal camino; esto es 15 puntos más que en la medición de diciembre pasado.

El pesimismo es un problema para los países que tiene efectos en la economía y en su desarrollo, donde no hay optimismo y confianza se hace menos atractivo invertir y generar empresa, y si bien el gobierno tiene una responsabilidad significativa en la recuperación de esta cualidad, es difícil que lo logre hacer por sí solo. Ejemplos de ciudadanos destacados en los diferentes campos de la sociedad como la academia, la empresa privada o el deporte, se convierten en referente para los demás.

Personajes como Rigo son casos que indican que sí se puede superar la adversidad, que la disciplina es factor determinante para construir talento, y que la espontaneidad y el sentido común son rasgos que tocan corazones y generan empatía. El podio en el Tour de Francia es un logro extraordinario, sin duda. Pero más que eso es el hecho de que una sola persona pueda hacer hablar a un país de temas positivos y diferentes a los que con alta carga negativa ocupan los titulares todos los días. Colombia necesita optimismo para avanzar, y personas como Rigo son las que arrastran para que esto ocurra. El reto radica en superar el negativismo, y que cuando hablemos de nuestro país digamos lo que el campeón de Urrao escribió recientemente en su cuenta de Instagram cuando recibió el trofeo de segundo puesto: “Mijitos esto es un sueño”. Que vivir en Colombia sea motivo de orgullo, ilusión y un sueño.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado