Felipe Villar Stein

Desde la educación

Felipe Villar Stein
Opinión
POR:
Felipe Villar Stein
junio 18 de 2015
2015-06-18 04:25 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4a9ac66051.png

En el marco del XIV foro de Profesores de la Unión de Colegios Bilingües, tuve el privilegio de escuchar al maestro Antanas Mockus. Al final de su intervención, resonaba en mi cabeza “es la educación, estúpido”, recordando la célebre frase sobre economía, pero aplicada a la educación. El planteamiento principal de Mockus fue que, como sociedad, estamos ante la necesidad de transformar la violencia en tabú, en algo profundamente prohibido, y la herramienta para hacerlo es la educación.

El ejemplo que utilizó, muy gráfico por cierto, es que, culturalmente, tenemos establecido como veto la coprofagia o el incesto. Igualmente claro estuvo al mostrar con su índice derecho la facilidad con la que se puede matar a alguien si se tiene una pistola. Se requiere poco esfuerzo físico para halar el gatillo. Aquí, es cuando la sociedad, por medio de la cultura, genera barreras mentales y emocionales para que algo se convierta en prohibido. Nuestra responsabilidad desde la educación, desde las aulas, es comenzar a cambiar la cultura del todo vale, del vivo vive del bobo, de la plata fácil por la cultura de la no violencia, la sana convivencia, el respeto a la diferencia y la vida como valor sagrado.

La pregunta principal del evento fue: ¿estamos preparados para afrontar los retos de una pedagogía para una cultura de paz y convivencia pacífica? La respuesta se dio en dos partes. La primera, en los paneles de la mañana que tuvieron cuatro perspectivas: la universidad, la imaginación y pensamiento creativo (el arte), las ONG, y la investigación. Lo valioso fue escuchar a figuras de cada uno de estos espacios plantear su responsabilidad frente a una Colombia en medio de un proceso de paz.

La segunda, fue poner en práctica cuatro formas diferentes de conversar, de comunicarse, de construir un diálogo. Con una capacitación de sistemas humanos, varios maestros se prepararon previamente como facilitadores, y fueron ellos mismos quienes crearon los espacios de conversación entre los docentes asistentes. Fuimos mil maestros los que participamos de este día, mil personas que aprendimos a hablar y escuchar de una forma diferente. Creo que somos mil colombianos mejor preparados para un mejor futuro, un futuro en paz.

Colombia atraviesa por un momento de división y de crisis. Por lo tanto, estamos frente a una ventana de oportunidad para transformar y construir nuevas realidades. Si nos ponemos de acuerdo en cuál es el país que queremos dentro de 10 o 20 años, podremos empezar a sembrarlo hoy en las mentes de nuestros niños, y eso lo hacemos en la escuela y los hogares. Estoy convencido de que cualquiera que sea ese futuro soñado, será mejor si aseguramos que los adultos de ese futuro se puedan comunicar mejor.

El poder de transformación social que tiene la educación ha sido ampliamente comprobado en la historia. Desde Prusia, a comienzos del siglo XIX, con la creación de la escuela como la conocemos hoy, hasta Cuba, con sus innegables resultados en el siglo XX. Ese poder es el que debemos usar para asegurar que nuestros maestros sean los primeros en transformarse. Si ellos lo hacen, podemos estar seguros de que Colombia comenzará a construir la paz desde la educación.

Felipe Villar Stein
Director del Colegio San Mateo Apóstol
fvillar@csma.edu.co
 

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado