Félix Londoño

Facebook, una mirada empresarial

Su filosofía abierta invita, no solo al registro de las personas, sino, ademas, al desarrollo de nue

Félix Londoño
POR:
Félix Londoño
noviembre 27 de 2007
2007-11-27 11:03 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7c9265e939.png

Facebook se ha establecido como uno de los referentes de facto en el desarrollo de redes sociales en la web. El sitio se define a sí mismo como una utilidad que conecta a la gente con sus amigos y contactos que trabajan, estudian y viven en su círculo social. Su filosofía abierta invita, no solo al registro de las personas con sus equipajes y bagajes de fotos, amigos, pasatiempos y costumbres, sino, además, al desarrollo de nuevas aplicaciones que posibilitan la vivencia de nuevas experiencias entre grupos de conocidos haciendo uso de la aplicación madre que provee la plataforma.

¿Cómo y dónde entra el tema empresarial? Aunque se inició pensado para estudiantes universitarios, la aplicación va ganando espacio de uso en los entornos laborales como una manera de construir y fortalecer las redes sociales empresariales. Redes que se afianzan a través de las interacciones que se desatan entre los individuos. La red es finalmente un sistema abierto y en proceso de transformación permanente en torno a conversaciones basadas en los intereses de la gente. Ambientes como los que provee Facebook se constituyen en plataformas que facilitan, soportan y potencian el desarrollo de la red social como un todo.

El término interfaz equivale al antifaz detrás del cual ocultamos nuestro rostro en épocas de carnaval. Facebook crea algo de carnaval facilitando una careta social que la gente puede usar a su amaño. Detrás de este antifaz los antropólogos y sociólogos, al servicio de los zares del mercadeo, están prestos a hacer su tarea de inteligencia, extrayendo información sobre costumbres, comportamientos y formas de desarrollo de las redes sociales en la web, para proveer sus insumos a los analistas de las tendencias de los mercados, y tomar así decisiones sobre la creación y desarrollo de nuevos productos y servicios.

Para una empresa en particular, una plataforma como ésta ofrece la posibilidad de ser aprovechada mediante el desarrollo de aplicaciones embebidas con valor agregado para la compañía. A través de ellas podría, entre otras, promover sus productos y la visibilidad de su marca corporativa. En esencia se trata de hacerle juego a lo sutil del mercadeo moderno, sacándole provecho al gran potencial que hoy día ofrece la red para el desarrollo del llamado mercadeo viral.

En esencia, plataformas como la de Facebook proveen a las empresas el potencial para las que fueron diseñadas: el desarrollo de las redes sociales, en este caso las de la compañía, conectando lo privado del empleado con los propósitos colectivos de la empresa. Una manera, en principio subrepticia pero que bien podría tomar tintes de estrategia, de conectar empleados, proveedores y clientes, y sus respectivas familias, amigos y contactos que hoy día trabajan, estudian y viven en torno a la red. 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado