La última jugada de Jorge Lemann

Francisco Bamler
Opinión
POR:
Francisco Bamler
octubre 02 de 2015
2015-10-02 04:37 a.m.

La propuesta de compra de SAB Miller por parte de AB Inbev, el mayor fabricante mundial de cerveza, con 20 por ciento del mercado, constituye la más reciente jugada maestra de Jorge Paulo Lemann, que se encuadraría como una de las mayores tomas de control accionario en la historia y representaría una nueva etapa en la consolidación del 30 por ciento en el mercado internacional de la cerveza.

El grupo de Lemann liderado, con sus socios Carlos Alberto Sicupira y Marcel Telles, en la 3G Capital y en sus inicios con GP investimentos y el banco de inversión Garantia, ha adquirido además empresas como Heinz, Kraft Foods, Tim Hortons y Burger King, en asocio, en ciertas operaciones, con el inversionista Warren Buffet.

La incursión de Lemann en la cerveza solo se dio en 1989 cuando asume el control de Brahma en Brasil, y 10 años más tarde toma el control de Antarctica, creando Ambev, que le dio la capacidad de adquirir a Interbrew de Bélgica en el 2004, lo que la convirtió en Inbev, rematando con la compra de Anheuser-Busch y Grupo Modelo, para llegar a su nombre y dimensión actual.

Según informaciones de mercado, AB Inbev espera conseguir una transacción amistosa antes del 14 de octubre, pero será, en gran medida, decidida por los dos principales accionistas de SAB Miller. Al parecer, la compañía tabacalera Altria, que posee el 26,6 por ciento de SAB Miller, estaría ya de acuerdo con la operación, y faltaría conocer la opinión de la familia Santo Domingo, que detenta el 13,9 por ciento.

La propuesta de compra de SAB Miller aparece posterior a la tentativa de adquisición de Heineken, que fue rechazada por la firma holandesa, lo que algunos analistas catalogaron como una jugada de distracción, previendo la inminente propuesta de AB Inbev.

La fusión tendría acceso a mercados lucrativos y complementarios, pues requeriría una venta limitada de activos, en términos de sobreposición de mercados, con los mayores obstáculos en Estados Unidos y China, pero al parecer las normas antitrust no serían insuperables. AB Inbev ha evaluado incluso un abanico de posibles target fuera de la industria de la cerveza, como Diageo, la posible fusión con PepsiCo, o incluso Coca-Cola.

La ambición de la empresa, comandada por el brasileño Carlos Brito, hombre de confianza de Lemann y asociados, es tan determinada que la firma se mueve como un ágil insurgente, a pesar de ser un gran incumbente en muchos de sus mercados.

Los principios y estilo de liderazgo de AB Inbev son los mismos de Lemann desde sus inicios, su vocación para crecer mediante fusiones y adquisiciones, enfocados en los resultados y obsesivo por el control de costos y gastos, presupuesto base cero, pocos niveles jerárquicos, creyente de la meritocracia y la estrategia de participación de los empleados en los resultados, con agresivos planes de bonificación, y espíritu de socios emprendedores comprometidos en construir la organización.

Otros elementos de la cultura son la informalidad y la transparencia, y el monitoreo permanente de sus resultados. Toda esta cultura obsesiva de la cual soy admirador, es la que anticipa el mercado que permitirá crear un valor superior para los inversionistas en el largo plazo.

Francisco Barnier G.

Asesor financiero, banca privada y de inversión

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado