Francisco Barnier González

El desplome de Ecopetrol

Francisco Barnier González
Opinión
POR:
Francisco Barnier González
julio 18 de 2014
2014-07-18 03:19 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdbc5932c2c.png

A partir del 2009, los precios del barril de petróleo aumentaron de 30 a más de 100 dólares al día de hoy, 233 por ciento, en poco más de cinco años. Sin duda, no era difícil el éxito de cualquier empresa petrolera bajo este escenario y menos aumentar sus utilidades.

Todo lo anterior a pesar de los descubrimientos de esquisto por EE. UU., equivalentes a las reservas petroleras de Arabia Saudita, de la desaceleración de China y de los países europeos, factores que deberían haber hecho descender el precio del crudo. Sin embargo, las tensiones de Oriente Medio, contaminadas por la manipulación de precios del petróleo por parte de varias firmas petroleras que son en la actualidad investigadas por la Comisión Europea -por colusión con el fin de distorsionar los precios-, provocaron el encarecimiento del combustible, afectando todo el circuito económico. El precio actual, que a lo sumo debería rondar los 80 dólares, tampoco parecería sostenible en el largo plazo para efectos de cualquier valoración de empresa en el sector petrolero.

Uno de los métodos para juzgar la seguridad del dividendo es medir el flujo de caja libre del capital (FCFE), que representa el flujo de caja disponible para dividendos, después de tomar en cuenta las necesidades del capital de trabajo y las inversiones fijas necesarias para el crecimiento de la compañía. Si estas necesidades son ignoradas, la distribución de dividendos puede ser un objetivo en contravía con la maximización de la riqueza de los accionistas.

La incorporación de nuevas reservas anunciadas por el presidente de Ecopetrol en el 2008, como alcanzar una producción anual de un millón de barriles equivalentes por día, son metas aún lejos de ser alcanzadas. El incumplimiento del aumento anual de reservas por la insuficiencia de éxitos exploratorios es el que ha llevado al desplome de la acción y Ecopetrol no ha hecho el esfuerzo de inversiones que se requiere para alcanzar las metas señaladas. Las inversiones en exploración deberían ser varias veces más que las realizadas como en sus nuevos planes de exploración, asumiendo los riesgos de la actividad. Lo anterior haría reducir aún más el FCFE disponible para dividendos.

El índice de cobertura del FCFE en Ecopetrol, es decir, el FCFE dividido por los dividendos, es menor a 1, indicando que la empresa ha estado reduciendo la liquidez, retornando dividendos a sus accionistas, gran parte con nuevos préstamos, y aumentando su apalancamiento financiero. El fondeo de los dividendos, como lo viene realizando Ecopetrol con nuevos préstamos, es una proposición de corto plazo y no es sostenible.

La mayoría de los inversionistas concuerdan en que cuando el mercado comienza a sospechar una disminución o suspensión de los dividendos de una compañía, dicha expectativa pesa de manera desfavorable sobre el precio de la acción, lo que le ha sucedido a Ecopetrol.

Otros signos de advertencia temprana en cuanto a si Ecopetrol puede sostener sus dividendos es su elevado nivel en el rendimiento del dividendo y las altas tasas de distribución de dividendos, en particular si las expectativas de las utilidades puedan declinar. Un análisis de sensibilidad de la valoración a partir del FCFE nos daría una mejor guía de sus variables críticas.

Francisco Barnier G.

Consultor financiero

fbarnier@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado