Francisco Barnier González

Ecopetrol: valor de crecimiento

Francisco Barnier González
POR:
Francisco Barnier González
marzo 13 de 2014
2014-03-13 03:53 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdbc5932c2c.png

El valor de la acción de Ecopetrol puede ser analizada como la suma del precio de la compañía sin reinversión de utilidades y el valor presente neto de las oportunidades de crecimiento de la compañía (PVGO), denominado valor de crecimiento, que corresponde a los futuros proyectos de la empresa.

Los inversionistas y analistas financieros evalúan de manera activa en qué grado las organizaciones tienen oportunidades de invertir en proyectos rentables. Una empresa sin perspectiva de proyectos rentables, definida como una compañía sin crecimiento, distribuye, en principio, todos los dividendos a sus accionistas.

El crecimiento solo ocurre cuando las utilidades reinvertidas ganan más que el costo de oportunidad de los recursos invertidos, es decir, que las inversiones y/o proyectos tienen un valor presente neto positivo y generan riqueza.

El valor de una acción sin crecimiento puede ser definido como E1/r, que es el valor presente de la perpetuidad de las utilidades (E1) y el costo requerido del capital (r). Esta relación puede ser interpretada como el valor de los activos por acción -actuales en producción-, toda vez que se supone que la compañía no realiza nuevos proyectos.

Si se estiman las utilidades de Ecopetrol (E1) en $345 por acción y el costo de capital en 11,5%, se puede establecer que el valor de la acción sin crecimiento de Ecopetrol sería de $3.000 por acción. Si se supone que el precio refleja el valor actual de Ecopetrol cercano a $3.600, el valor estimado de mercado del crecimiento sería la diferencia de $600 por acción, es decir que solo el 16,7% de valor de la empresa sería atribuido al crecimiento. La expectativa es que la política de inversión implementada contribuye poco al precio actual de la acción o el valor sin crecimiento podría tener utilidades estimadas muy altas.

Si bien la compañía aumenta sus ventas en 5%, la utilidad operacional presenta una drástica disminución de -11.2%, que es donde está la capacidad generadora de utilidades. También la posición de caja nos revela información relevante de la política de estructura de capital y su endeudamiento.

Primero, la caja generada por la operación en el 2013 de $14.882 millardos cubre las inversiones diferentes a adquisiciones de $13.482 millardos. Sin embargo, la firma se ve obligada a contratar mayor deuda neta por $6.484 millardos que, junto a recursos de caja del año anterior de $5.588 millardos y otros ingresos del ejercicio por $1.099 millardos, es usado para el pago de dividendos de $14.882 millardos, lo cual incrementa el apalancamiento de la empresa que no parece consistente con un flujo de caja libre del equity (FCFE) disponible a ser distribuido, que mantenga una estructura óptima de capital sin perjudicar el valor de la compañía.

Si se observa, las obligaciones financieras de Ecopetrol aumentan expresivamente en 144%, de $4.900 a $11.977 millardos, y en el balance consolidado crece en 89%, de $11.346 a $21.423 millardos en el 2013. Lo anterior demuestra que el apalancamiento está cambiando de forma dramática en Ecopetrol.

El dividendo pagado es hoy una imperfecta señal de la rentabilidad de largo plazo de la compañía. Por demás, Ecopetrol necesita invertir mayores recursos si quiere aumentar sus reservas, verdadero corazón estratégico de esta emblemática empresa.

Francisco Barnier G.

Consultor financiero

fbarnier@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado