Francisco Barnier González

El monopolio en telecomunicaciones

Francisco Barnier González
POR:
Francisco Barnier González
mayo 17 de 2013
2013-05-17 03:45 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdbc5932c2c.png

Un estudio reciente sobre el mercado de telecomunicaciones de la OECD encontró que el dominio por Telmex del 80 por ciento en el mercado de teléfonos fijos, y 70 por ciento de móviles, le ha costado caro a la economía mexicana. Según el reporte, la pérdida alcanzó 129.200 millones de dólares entre el 2005 y el 2008 o 1,8 por ciento del PIB anual. Además de precios caros, la OECD describe el mercado con un pobre desarrollo en su infraestructura.

Dentro de las recomendaciones de la entidad está que Telmex deje a sus competidores utilizar su infraestructura para ofrecer televisión, teléfonos y servicios de Internet o verse forzado a vender sus activos.

Si por allá llueve, por acá no escampa. La participación de mercado de América Móvil en países como Ecuador supera el 70 por ciento, y en Colombia el 65 por ciento en móviles. ¿Cuánto le habrá costado a la economía colombiana semejante posición dominante en términos de puntos porcentuales del PIB?

Uno de los más importantes defectos de situaciones de monopolio es la limitación severa de las opciones disponibles para los consumidores. Estos comienzan a no tener alternativa satisfactoria a los servicios del monopolista y a menudo los clientes están abocados a aceptar un servicio pobre, altos precios o aún rudo tratamiento.

Los monopolios resultan ineficientes toda vez que los beneficios de expandir su producción no son trasladados a los consumidores y las ganancias potenciales de estos se pierden bajo el monopolio. En una posición dominante con economías de escala, las utilidades juegan un bajo papel a causa de las barreras de entrada elevadas y costos decrecientes.

Además, las licencias otorgadas por el Gobierno incrementan la rentabilidad y proveen protección frente a la competencia de mercado. Investigaciones demuestran que los monopolios hacen lobby ante las autoridades, realizan contribuciones políticas y otras acciones para convencer a los políticos que ellos pueden servir mejor los intereses públicos como proveedor monopólico.

Una de las formas para que un monopolio sea competitivo es separarlo en varias unidades, sustituyendo monopolio por competencia. Esta es una buena estrategia si no fuese solo para reducir economías de escala.

Con el fin de introducir mayor competencia, el Presidente mexicano Enrique Peña Nieto acaba de crear un fuerte regulador de la industria para frenar las empresas dominantes que tienen más del 50 por ciento del mercado y abrir espacio para nuevos competidores, pudiendo el regulador aplicar sanciones tales como regulación asimétrica sobre precios, multas e incluso obligar la venta de activos.

Otra iniciativa en la ley aprobada el 30 de abril imposibilita a las compañías que detentan concesiones públicas, atrasar normas y multas mediante mecanismos judiciales y así poder evitar sanciones.

La próxima licitación de 4G es una oportunidad para mejorar la competencia en Colombia. Además, el proyecto de reforma del sector en el país debe fortalecer a la CRC, permitir reglas claras para el uso de infraestructura y limitar que empresas del ramo posean más del 35 por ciento de participación de mercado que permita mitigar los efectos de una posición dominante en la economía y transferir así mayores beneficios a los consumidores.

Francisco Barnier González

Vicepresidente de proyectos, Tracker VSR Group

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado