Francisco De Paula Gómez

Como espuma

Francisco De Paula Gómez
Opinión
POR:
Francisco De Paula Gómez
septiembre 26 de 2014
2014-09-26 03:12 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/18/56c61e9b825fa.png

No es un secreto que en el sistema de salud colombiano los montos de las carteras vencidas son descomunales a diferentes niveles y que, luego de 20 años de reforma, se ha instaurado una cultura del no pago y de incumplimiento inveterado a los contratos.

Y lo usual cuando cualquier EPS entra en liquidación, es intervenida por la Supersalud o le imponen una medida de vigilancia especial, es que sus deudas con los prestadores de servicios de salud quedan en el aire. En estos casos, las consecuencias son graves para hospitales y centros médicos, pues como cualquier otra organización, requieren que les paguen para seguir operando. Ante esa situación, los afiliados de una EPS intervenida se quedan sin red prestadora de servicios y sin atención médica.

Intentando solucionar ese problema, la Ley 1608 de 2013 ordenó girar exclusiva y directamente a las Instituciones Prestadoras de Salud el 80 por ciento del valor de la UPC (valor que paga el sistema por cada afiliado), sin que pase por la EPS cuando está intervenida o en proceso de liquidación. Y con base en ese mandato, el Minsalud definió la regulación que empezó a aplicarse desde junio de este año.

Pero se terminó tapando un hueco y abriendo otro. Ahora, las EPS bajo intervención no pueden pagar a sus proveedores -aunque lo quieran-, pues solo tienen 20 puntos de los recursos que les corresponden, 10 de los cuales son para su funcionamiento administrativo. La explosión de las carteras durante estos últimos meses con más de 29 EPS bajo condiciones de intervención no se hizo esperar para todos sus proveedores de servicios generales y especializados de medicamentos, insumos, dispositivos médicos y tecnología, incluidas Saludcoop y Caprecom. Para dar una perspectiva financiera del problema, solo en medicamentos, la cartera de Saludcoop puede crecer en unos 55 mil millones de pesos mes y su cartera total sobrepasa, de largo, los 200 mil millones de pesos.

Las 29 EPS en liquidación o bajo alguna medida de intervención o vigilancia son: SOS EPS, Caprecom, Cruz Blanca EPS, Emdisalud EPS-S, Cafesalud EPS, Dusakawi Epsi, Saludcoop EPS, Comfacundi Epss, Salud Colombia EPS, Convida Epss, Comfenalco-Antioquia EPS, Calisalud Epss, Colpatria EPS, Comfaca Epss, Multimédicas EPS, Camacol Epss, Red Salud EPS, Comfenalco Antioquia caja Epss, Comfenalco Quindío, Cafaba caja Epss, Cajasan caja Epss, Comfenalco Santander caja Epss, Comfaoriente caja Epss, Famisalud Comfanorte caja EPSS, Comfenalco Tolima caja EPSS, Salud Condor Epss, Selvasalud Epss, Solsalud EPS -Epss, Humana Vivir EPS-Epss.

Si no se soluciona urgentemente semejante problema, el efecto será devastador, no solo para las EPS intervenidas, que tendrán serias dificultades de operación porque ningún proveedor podrá seguirles entregando productos o servicios sin que les paguen, sino para los pacientes, quienes se van a quedar sin muchos y necesarios productos médicos, pero ahora por otra causa, que entra a engrosar la ya larga lista de dificultades del sistema de salud.

Francisco De Paula Gómez
Presidente Afidro

 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado