Francisco Montes

Reformas tributarias inocuas

Francisco Montes
Opinión
POR:
Francisco Montes
agosto 14 de 2014
2014-08-14 03:39 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4aa125444d.png

Las reformas tributarias se han enfocado en el cubrimiento de déficits presupuestales. Al mismo tiempo, se han preocupado por evaluar efectos políticos. Pero también hay ausencia de trabajo técnico entre el Ministerio de Hacienda, el Departamento Nacional de Planeación y los demás ministerios. Complementando estas anomalías, existe la percepción del criterio autoritario desde la cartera de Hacienda.

Es urgente encarrilarse por análisis técnicos soportados en estudios sectoriales. Uno de los aspectos importantes que se deben dejar son los criterios netamente contables, pues estos se enfocan en balances fiscales y normativos. Los asuntos políticos, a mi parecer, son más de índole paternalista y de consentimientos con algunos grupos empresariales, tendrán que llevarse al campo de la sinceridad.

En la investigación realizada por Thomas Piketty, la cual da a conocer en el libro El Capital en el siglo XXI, es evidente que el rendimiento del capital es mayor con respecto al del ingreso. También analiza los incrementos salariales de la población, sobre el particular afirma que son exageradamente superiores en un pequeño grupo con respecto a la gran mayoría empleada.

Considerando lo anterior, es lógico que asimismo debería ser la carga impositiva, pero no desde el punto de vista nominal. Es aquí donde está el error del Ministerio de Hacienda. Las normas construidas para estos asuntos se basan en cargas nominales, pero no ubican los rendimientos y la productividad. Dado lo anterior, hay creación de rezagos y diferenciales que en últimas producen pérdida de valor y, en consecuencia, los recaudos reales disminuyen en el tiempo.

Las necesidades sociales crecen a tasas mayores con respecto a la inflación. No obstante, uno de los criterios usados para la actualización de las cargas impositivas es el Índice de Precios del Consumidor. Totalmente ilógico, pues el consumo está atado al poder adquisitivo y este depende de las condiciones socioeconómicas, las cuales son construidas sobre desventajas creadas por los agentes de los mercados.

Un efecto multiplicador del problema es la focalización de las medidas sobre mayor porcentaje de consumidores, pues ellos no están ubicados en la porción donde existe la productividad del capital. La concentración de la productividad del capital, acompañada con plusvalía, arroja como resultado grandes brechas sociales. En ese sentido, si la productividad del sistema económico, que se logra con la participación de todos sus agentes, se estanca en mayor proporción en un pequeño grupo, es evidente que el resto no recibe lo necesario y suficiente para cubrir las necesidades. En resumen, el modelo imperante se autoelimina y, en esa medida, no podrá existir estructura tributaria que cumpla el propósito de redistribuir y asignar eficientemente los recursos.

Le propongo a nuestro Ministro de Hacienda que use criterios económicos de largo plazo y no el cubrimiento de déficits presupuestales marcados por derroteros contables.

Francisco Montes Vergara

Magíster en Economía

fjmontes4@hotmail.com


Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado