Gabriel Vallejo Lopez

Enseñanzas de Guardiola

Gabriel Vallejo Lopez
POR:
Gabriel Vallejo Lopez
mayo 09 de 2012
2012-05-09 03:53 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7d3cbe748a.png

Terminó una era, una etapa de la historia del fútbol mundial; el retiro de Guardiola marcará un antes y un después, sin lugar a dudas. Todos los títulos posibles, todos los jugadores galácticos y una afición que traspasaba las fronteras españolas.

Pero aquí no vamos a hablar de fútbol -bastante se ha dicho y explicado por los expertos-.

Acá lo que vamos a ver es que aparte de muchas lecciones y enseñanzas de este maravilloso entrenador, podemos extraer una infinidad de lecciones empresariales, de las cuales deseo subrayar tres, ya que para mí son las principales:

-Saberse retirar a tiempo: Este entrenador se retira en la cresta de la ola, en el mejor momento del equipo y con muchas posibilidades de continuar. Pero no, supo hacer un alto en el camino y darle la opción a los que ha preparado para continuar con su legado.

Saberse retirar a tiempo de los cargos es algo que nos cuesta bastante.

Es común ver personas en nuestro medio que parecen atornilladas a sus puestos.

Es muy importante saber concluir un ciclo, brindar nuevas oportunidades a otros, generarle un aire a las compañías. Uno de los empresarios mas exitosos que he conocido en mi vida vive en México y era la cabeza del grupo empresarial más importante en ese país. Una noche, durante una cena, comentó: “Yo ya he estado acá ocho años, si no logré en ese tiempo direccionar este grupo y hacer lo que yo me había comprometido, ya no lo lograré. Es el momento de darle el espacio a una persona diferente”.

-Escoger al sucesor: Guardiola preparó a su sucesor. La labor más importante de un gerente, además de traer los resultados y liderar su equipo, radica en poder preparar a su sucesor.

A esa tarea hay que dedicarle tiempo y es el verdadero legado que se deja. En nuestro medio, muy poco tiempo -por no decir ninguno- le dedicamos al trabajo de nuestros sucesores, entre otras razones, porque creemos que nuestro trabajo será eterno en las compañías.

-El trabajo en equipo y la comunicación: Cuando veía jugar al Barcelona (independientemente de los gustos por los equipos) parecía que uno estuviera observando una orquesta sinfónica, en la que todos los músicos entendían su rol y comprendían cuál era su partitura. Las individualidades sobresalían, pero, en general, él siempre hablaba de su equipo.

Quizá el mayor reto como jefes es cohesionar los equipos, lograr un trabajo uniforme y equilibrado, permitir que brille el conjunto y no las estrellas individuales, y si a eso le agregamos la enorme tarea de comunicación con el equipo, que se veía claramente en él y sus jugadores, entenderemos por qué Guardiola, sin lugar a dudas, pasará a la historia. Su realidad es un gran ejemplo para las organizaciones de hoy.

Gabriel Vallejo López

Conferencista y autor de ‘Un Paso Adelante’

gavallejo34@hotmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado