Competencia global por el talento, Columna Germán Vargas, 24 de enero | Opinión | Portafolio
Germán Eduardo Vargas
columnista

Competencia global por el talento

En el Índice de Competitividad Global por el Talento Colombia ocupó la posición 71, entre 118 naciones

Germán Eduardo Vargas
POR:
Germán Eduardo Vargas
enero 23 de 2017
2017-01-23 07:32 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/18/56c6299823137.png

Embargado por la farándula público-privada, el Foro Económico Mundial nuevamente careció de innovaciones en pensamiento económico, y Klaus Schwab, fundador del evento, invitó a ‘reparar el capitalismo’.

Como novedad, este año fue presentado el Índice de Competitividad Global por el Talento (GTCI/GCTCI, 2017), que compara el potencial de una muestra de países/ciudades para atraer, desarrollar y retener capital humano. El reporte abusa de expresiones como retener (en lugar de fidelizar) empleados, reflejando el alcance de la denominada ‘guerra’ por el talento. Además, maquilló los riesgos de la cuarta revolución industrial, y los adversos efectos que han tenido la liberalización y la globalización en el mercado laboral: en Norteamérica y Europa, economías desarrolladas, la automatización destruiría más del 50 por ciento de las labores, 30 por ciento de sus actuales trabajadores están contratados como freelancers y las cadenas de valor global trasladaron millones de empleos cualificados, incluso, hacia países baratos.

A diferencia de lo que plantea el Principio de Conservación de Energía, los empleos, motor natural de la economía, no solo se transforman: se destruyen y no se crean. El informe también permite identificar inconsistencias entre los resultados de las variables atracción y retención. Como si se tratara de un mercado especulativo, algunos países atraen profesionales extranjeros facilitando becas de maestría y doctorado; medida de corto plazo, no obstante, dadas las escasas e inciertas oportunidades laborales, el emergente nacionalismo y la reconocida preferencia de los millenials por la movilidad que ofrecen las carreras internacionales.

Esta situación deja en evidencia que los incentivos a la competencia individual predominan sobre la necesidad de fortalecer las competencias colaborativas (valoradas en el GTCI).

Respecto a los objetos de estudio, países y ciudades, es necesario mencionar que Colombia ocupó la posición 71, entre 118 países. Comparando sus pares de Latinoamérica (y el Caribe), el país también ocupó un distante octavo lugar en la región, y no tuvo representación en el escalafón por ciudades (GCTCI), en el cual el hallazgo fundamental es que las capitales o metrópolis cedieron el protagonismo a las pequeñas o emergentes, que promedian los 450.000 habitantes (las únicas excepciones en el Top 10 fueron Madrid y París, cuya población es la tercera parte de la bogotana).

Considerando la creciente complejidad en la planeación urbana, queda en evidencia que es más sencillo resolver los grandes problemas a escala pequeña, tal como sucede en Eindhoven (Holanda), Gante (Bélgica) o Gothenburg (Suecia): infraestructura y transporte, conectividad y clústers, educación y calidad de vida.

Sobre la formación para el trabajo, el GTCI señala que aprender un oficio único para toda la vida es cosa del pasado, y que es necesario, en consecuencia, aprender ‘múltiples oficios’ (enfoque multi-career). También relaciona la necesidad de formar autodidactas, con capacidad para adaptarse a los cambios, y construir ambientes de aprendizaje experiencial basados en proyectos.

Agradecimiento especial a Paula Catalina Acuña, por el contexto y los valiosos diálogos que, con ocasión del FEM, desde Europa contribuyeron a esta reflexión.

Germán E. vargas G.
Catedrático (german.vargas@uniandes.edu.co)

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado