Germán Umaña Mendoza

‘Terminachos’ económicos:
‘estanflación’

Germán Umaña Mendoza
Opinión
POR:
Germán Umaña Mendoza
mayo 25 de 2016
2016-05-25 08:49 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4b9015f86f.png

En la próxima reunión de la Junta Directiva del Banco de la República, nuevamente aumentarán las tasas de interés. ¿Tendrá la medida efecto en la inflación proyectada?

Uno se pregunta qué está explicando la inflación este año.

Las importaciones, que con la evolución del dólar ante la posible decisión de los Estados Unidos de aumentar las tasas de interés -seguramente se mantendrán en niveles altos en los próximos meses-, no contribuirán a la disminución en los precios: Los alimentos producidos nacionalmente, que sin duda disminuirán sus precios por el incremento en la temporada de lluvias y por las áreas sembradas. Sin embargo, eso no ocurrirá con los alimentos importados.

El sector que está atado a las obras de infraestructura y a la vivienda subsidiada está en su “agosto” y continuará con la espiral alcista. Por su parte, los denominados “precios públicos”, ante las dificultades fiscales, tampoco ayudarán a cumplir los objetivos de disminución de la inflación.

Pero es que esos son los principales sectores que explican la evolución de los precios al consumidor, y que aumenten más las tasas de interés poco contribuirá a explicar su comportamiento. No obstante, el sector financiero se verá beneficiado, que aumenta sus márgenes de intermediación crediticia, en tanto la demanda interna se afectará en el crédito para inversión y de consumo, lo que en corto plazo aumentará el desempleo, sobre todo el formal.

Eso ya lo vivimos a finales de los noventa y sus consecuencias tendrán que ver con la disminución del acceso a los derechos fundamentales de los colombianos en materia de salud, educación, cultura y alimentación. En el mediano plazo, la contracción de la economía seguramente contribuirá a disminuir los aumentos de precios. Mientras tanto, habrá bajas tasas de crecimiento e inflación con desempleo. Los economistas dicen que eso es “estanflación”, y eso para la población en general es peor que la inflación.

La autonomía es necesaria, pero con responsabilidad por las decisiones que se tomen, un asunto complejo para una Junta Directiva que sea todopoderosa: omnipotente y omnipresente. ¿Esas consideraciones se harán en su próxima reunión? Cuando se produzca la “estanflación”, ¿quién será el responsable? El Congreso de la República poco se preocupa por estos temas.

Si a lo anterior se suma la masacre laboral que se producirá en el Distrito Capital en junio, cuando se negará la renovación del contrato a miles de funcionarios en cargos provisionales, así como los contratados por órdenes de prestación de servicios en áreas como integración social, salud, educación, desarrollo económico y cultura, la situación en el corto plazo no será la mejor.

Mientras tanto, ¿quién le pone el cascabel al gato? ‘Remember’: inflación con desempleo, después no digan que no se les advirtió.

Germán Umaña Mendoza
Profesor universitario
germanumana201@hotmail.com

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado