Germán Umaña Mendoza

Locos de alegría

Germán Umaña Mendoza
POR:
Germán Umaña Mendoza
septiembre 15 de 2011
2011-09-15 01:21 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4b9015f86f.png

 

Nadie tiene dudas sobre la profunda desigualdad que existe en Colombia –la miden las instituciones internacionales de forma comparada con el coeficiente de Gini–, tampoco en cuanto a lo que se refiere a la propiedad de la tierra y, en general, sobre el incremento de la centralización y la concentración del capital.

Si lo antedicho es cierto, la pregunta es si el Estado debe adoptar un esquema de justicia distributiva y si la libertad se está manifestando simplemente en el derecho absoluto a la propiedad, con total seguridad jurídica, en detrimento del equilibrio de otros derechos de la sociedad en conjunto, en lo referente a lo económico, lo social y lo cultural.

Se habla mucho de la unidad nacional y de la tercera vía de los pactos sociales. Esto significaría, en cristiano, ‘todos ponen’.

Pero como los más ricos han sido los más favorecidos durante los últimos años, deberían poner más.

Claramente es necesaria una reforma tributaria que implique que los que concentraron la propiedad de la tierra (¿legalmente?) paguen impuestos sobre su real valor y, cuando son improductivas, paguen más; que los impuestos directos aumenten y que no se concentre el grueso de la tributación en los indirectos, que atentan contra la distribución equitativa de los ingresos; y que se eliminen las exenciones y subsidios a los ricos.

También será necesario discutir la reforma pensional y a la salud, empezando por, en mi opinión, los excesivos privilegios que se han concedido a ciertas instituciones como el Congreso Nacional, las altas cortes, el Banco de la República y los mandos superiores de las fuerzas militares.

Después de eso, habrá que analizar la edad, las semanas cotizadas y las características del régimen contributivo, puesto que si se corrigen las dádivas excesivas que se dieron, tanto en lo pertinente a las pensiones como en salud, seguramente el aumento en tiempo o en cotizaciones sería mucho menor que el que propondrá el Gobierno.

Y, a propósito de las discusiones sobre la medición de la pobreza, se tiene que decir en justicia, que la que se ha propuesto se encuentra dentro de las metodologías de comparación internacionales.

Pero, por el hecho de encontrarse dentro del nuevo sistema estadístico internacional ¿se deja de ser menos pobre, si se recibe el mismo ingreso infeliz de antes de la medición?

La discusión debe ser integral y debe incluir los derechos de la propiedad y los de la sociedad. Los desequilibrios fiscales no solamente los generan los segundos. ¿Cuál debería ser el límite a los derechos de los inversionistas frente a los sociales?

“La libertad tiene miles de encantos que mostrar que los esclavos, por muy satisfechos que estén, nunca conocerán”: William Cowper. “Es bastante razonable tener en cuenta la felicidad, pero no tenemos por qué querer ser esclavos felices o vasallos locos de alegría”: Amartya Sen.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado