Germán Umaña Mendoza

Un mundo extraño

Germán Umaña Mendoza
POR:
Germán Umaña Mendoza
marzo 27 de 2014
2014-03-27 12:29 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4b9015f86f.png

Reconozco que soy un ignorante como analista político. Soy solo un académico, que en ocasiones opina sobre el devenir del acontecer nacional. A pesar de lo anterior, no dejan de sorprenderme muchos de los hechos que ocurren en el país. Por ejemplo, no he encontrado a una sola persona, cualquiera que sea su orientación ideológica, que diga que el Plan de Desarrollo de la ‘Bogotá Humana’ no se encuentre orientado, de manera correcta, a la solución de las graves situaciones de nuestra ciudad. Dicen solamente que no se ejecutó.

¿Quiere decir que el alcalde Pardo, o el ternado que sea electo, o el nuevo alcalde, tendrán como única posibilidad la de aplicar el programa político del progresismo? Vean ustedes: ¿será que todos tienen que volverse conversos y habrá que desarrollar las ideas de la izquierda con un gerente de la derecha?

De otra parte, dizque salió fortalecida la institucionalidad y la justicia. ¿No ve usted querido lector que el Procurador y muchos de los magistrados de las altas cortes son ejemplo de pulcritud, juridicidad, sindéresis y equilibrio? No es bueno ser ignorantes. Para entender mejor ese problema hay que irse de crucero por el Caribe.

Y qué decir de la libertad de prensa y opinión. La prudencia y el análisis desapasionado de los medios de prensa, televisión y radio dominantes (Arismendi y Gómez en Caracol, Vélez en RCN, y de otros medios escritos). Y se atreven a decir que no estamos bien y seriamente informados.

Y qué orgullo ver a nuestro Presidente tomando decisiones sin ningún asomo de duda. Sin el más mínimo interés político y apoyado por los contradictorios, pero eso sí, impecables conceptos jurídicos de su Ministro de la Justicia. Otra vez parecen militantes de la izquierda: son profundamente dialécticos.

Los derechos fundamentales son los de la vida y la propiedad, todos los demás son subsidiarios. La salud no hay que atenderla, la educación es una vil mercancía. No entienden: las ganancias del capitalismo, sin impuestos, generarán automáticamente la felicidad de todos los demás. Los ganadores las van a repartir con la nobleza que los caracteriza. Privatizar es la consigna.

Pero lo que me da mayor confianza es la nueva alianza para solucionar el futuro del país: Uribe, más Peñalosa, más las Farc, más Petro y los progresistas. Es que hay que ser pragmáticos. Muerte a las ideologías.

El haber negado los derechos cautelares de la CIDH es un error histórico, posiblemente con réditos políticos de corto plazo, pero con graves consecuencias en el inmediato futuro. Es triste ver al Gobierno de nuestro país retirándose de un foro internacional, escondiendo, como los avestruces, la cabeza ante la evidencia. Tal vez justificando una nueva trastada del Procurador, posiblemente la sanción al senador Iván Cepeda.

Reconozco mis limitaciones para interpretar la política. Seré el único profesor que, a pesar de posar como académico, continúa feliz en su ignorancia.

Germán Umaña Mendoza

Decano de Economía, Universidad Central

germanumana201@hotmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado