Germán Umaña Mendoza

Rentistas de lo público

Germán Umaña Mendoza
POR:
Germán Umaña Mendoza
noviembre 28 de 2013
2013-11-28 01:47 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4b9015f86f.png

Hay discusiones en las que vale la pena participar.

Por ejemplo, aquella que se refiere al destino de los dineros públicos y de cooperación internacional que se otorgan de acuerdo con el resultado de las políticas públicas que se formulen.

El Estado, incapaz de administrar recursos públicos, entregó los dineros de la salud a un sector privado en el que existen unos pocos, que desde las empresas prestadoras de servicios actúan con claridad, pero los demás han convertido el dinero de este servicio y derecho fundamental en una manera de enriquecerse indebidamente y ejercer todo tipo de marrullas para usufructuar los beneficios. Resultado: los dineros llegan a todas partes menos a los pacientes.

Se otorgó por parte del Estado la posibilidad de recolectar y administrar dineros a ciertas instituciones, y se establecieron parafiscales que permiten utilizar esos recursos en costosas nóminas, bellos edificios e instalaciones, rentistas de la consultoría. No son los gobiernos locales los que los administran, sino esas instituciones. Resultado: lo que llega como inversión a los actores económicos y sociales es ínfimo sobre el total de los ingresos

Y, ustedes se han sentado a analizar el destino de muchos de los recursos de la cooperación internacional: casi todos los proyectos tienen un componente de consultoría de los países de origen que equivale más o menos a la mitad de los recursos (muchos de los consultores no son precisamente de primer nivel), un porcentaje importante en consultores nacionales, que en conjunto presentan diagnósticos para todo, casi siempre son los mismos. Después de ello, los trabajos se quedan en los anaqueles y los recursos no llegan a los actores. Resultado: los rentistas de la consultoría (extranjeros y nacionales) ganaron, los actores reales no, solo ilusión.

Y, uno se pregunta (supongo que ingenuamente) por qué si el objetivo debería ser el de contribuir al desarrollo nacional, al empleo, a la productividad, a la sostenibilidad y a romper el círculo vicioso entre la falta de inversión y ahorro nacional frente la precarización de la economía, los recursos se pierden en la intermediación.

La respuesta es sencilla: simplemente asistan (si los dejan) a cualquier reunión de los gobiernos regionales o del Nacional, donde se vayan a destinar dineros públicos dizque para el desarrollo, para encontrase siempre los ‘mismos con las mismas’ y ver cómo defienden con pies y manos sus privilegios, y cómo logran que los dineros jamás lleguen a los que son. Les dicen dizque ‘operadores’

La sociedad como un todo no se debería dejar engañar: plata del Estado y la cooperación hay, pero no se preocupen: ustedes jamás la verán. Se quedará en los rentistas del sector privado y sus poderosas organizaciones.

Germán Umaña Mendoza

Decano de la Universidad Central

germanumana201@hotmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado