Germán Umaña Mendoza

Un variopinto 2014

Germán Umaña Mendoza
POR:
Germán Umaña Mendoza
diciembre 19 de 2013
2013-12-19 03:38 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4b9015f86f.png

Aunque considero que no es lo más conveniente hacer predicciones sobre el comportamiento de la economía, hay varios hechos y evidencias en lo internacional y lo local que permiten arriesgar algunos análisis de lo que podría ser su evolución en Colombia durante el 2014.

Por ejemplo, la inversión ya comprometida para la realización de obras públicas, tanto en infraestructura como en Vivienda de Interés Social, implicará que el Producto Interno Bruto crezca algunos puntos y, por sus características como generadores de empleo, mayormente no calificado, estos sectores contribuirán a la baja o al mantenimiento en un dígito de la tasa de desempleo abierto.

Otro factor que tradicionalmente fortalece la producción, la demanda interna y, en consecuencia, el crecimiento del PIB, es el de la realización de elecciones parlamentarias y presidenciales durante prácticamente todo el primer semestre. La mayoría de estos recursos serán públicos, aunque los aportados de dineros privados (legales o no) son significativos.

La situación de las cuentas externas es menos esperanzadora. La caída en los precios de los commodities generará menores recursos por ventas externas y no parecen ser las exportaciones no tradicionales, agrícolas, manufactureras o de servicios las que equilibrarán la caída. Las importaciones continuarían creciendo más que las exportaciones, por lo que es de esperar un mayor déficit de cuenta corriente.

Sin embargo, habrá que analizar si la salida de utilidades por parte de las multinacionales continúa creciendo y si las remesas de los colombianos que prestan servicios en el exterior aumentan, lo que podría cambiar el signo de la cuenta corriente.

Los capitales portafolio, ante el anunciado aumento de las medidas tanto de contracción monetaria como de aumento de las tasas de interés en los Estados Unidos, podrían dar lugar a una mayor salida de capitales de portafolio y, en la cuenta de capitales, todo dependerá de la evolución de la Inversión Extranjera Directa para financiar el posible déficit de cuenta corriente.

Si las medidas en contra del lavado de activos, el contrabando y la competencia desleal dieran resultado, es de esperar una estabilización de la industria y la agricultura. Ello deberá ser fortalecido por políticas públicas conducentes al fortalecimiento de la productividad y el empleo.

Quedan para el semestre entrante en el Congreso las reformas a la salud y a las pensiones. Creo que habrá que esperar nuevamente hasta el segundo semestre. El Congreso estará haciendo política y el Gobierno, trabajando laboriosamente en su reelección.

Finalmente, se sabrá definitivamente si Colombia entra en la etapa del posconflicto o si se decide por la guerra. Quisiera que el pronóstico fuera el de la adopción del camino (largo y doloroso) de la paz. La situación económica, por lo menos en el primer semestre, no parece tan difícil. Felices fiestas a los lectores.

Germán Umaña M.

Decano de Economía, Universidad Central

germanumana201@hotmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado