Ya somos 47 millones | Opinión | Portafolio
Gonzalo Palau Rivas

Ya somos 47 millones

Gonzalo Palau Rivas
POR:
Gonzalo Palau Rivas
abril 08 de 2013
2013-04-08 04:15 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdbd878a68f.png

En esta segunda semana del mes de abril de 2013, muy posiblemente entre el miércoles 10 o el jueves 11, la población de Colombia deberá alcanzar y superar la cifra de los cuarenta y siete millones de habitantes. Esto de acuerdo con las proyecciones que maneja el Dane, tomando como punto de partida el famoso censo poblacional del 2005, a pesar de que este no haya recibido aún la confirmación oficial. Si va a ser niña o niño es imposible predecirlo, aunque últimamente hay un mayor registro de nacimientos de varones.


Según las proyecciones comentadas, en promedio, cada minuto en el país la población aumenta en una persona. En un día, en Colombia –y en Cafarnaún también– se contabilizan 1.440 minutos (24x60), o sea que el aumento poblacional en nuestro país diario es de esa misma magnitud (1.440 personas). Este registro estadístico en ningún momento equivale al número de nacimientos por día, pues como es obvio, en el transcurso de las 24 horas diarias se presentan, desafortunadamente, unas cuantas defunciones tanto por causas naturales como por actos violentos.

 

El ‘saldo’ de 1.440 habitantes nuevos corresponde, entonces, a la diferencia o suma algebraica entre nacimientos y defunciones por día transcurrido, independientemente de que los días sean laborales, festivos o especiales, como el Carnaval de Barranquilla u otra circunstancia parecida.

 

Haciendo la cuenta hacia atrás, el 2012 terminó con una población total de cuarenta y seis millones ochocientos sesenta mil habitantes, cifra, que como se anotó anteriormente, debe llegar en el transcurso de esta semana de abril a los cuarenta y siete millones cerrados. A ese ritmo, los cuarenta y ocho millones se alcanzarán en el 2015, los cuarenta y nueve millones en el 2017 y, finalmente, la cifra mágica de los cincuenta millones de colombianos y colombianas para el 2019 (posiblemente en el primer trimestre de ese año). Sea lo primero resaltar que tan importante evento va a coincidir históricamente con la celebración del Bicentenario de la Independencia.

 

Es de esperar que para ese entonces ya esté consolidado en nuestro país todo el proceso legal e institucional del llamado ‘pos-conflicto’. Quiera el destino y la conjunción de los astros que esos cincuenta millones de colombianos se conviertan verdaderamente en la primera generación privilegiada de compatriotas que no va a nacer ni a crecer en medio del enfrentamiento armado que, por casi doscientos años, ha caracterizado y rubricado el acontecer nacional.

 

Esperamos que el motivo de celebración y regocijo sea de dos vías: por el tema demográfico y por la concreción del anhelado alcance de la paz entre los colombianos.

 

Poniendo a rodar la bolita de cristal, mucho se puede especular acerca de qué mandatario va a presidir esa doble celebración: el segundo periodo del actual ya habrá culminado y, entonces, a él no le corresponderá, salvo que a alguien se le ocurra otra vez modificar ‘un articulito’. ¿Será quizá un hombre (o una mujer) extraído del seno del establecimiento tradicional o eventualmente alguien proveniente de la otra orilla, que en desarrollo de los acuerdos de paz suscritos en La Habana y refrendados por la comunidad internacional, pueda llegar a acceder por las vías legales a la Primera Magistratura?

 

En este mundo tan cambiante, nada se puede descartar. Para la muestra un botón: la humanidad está fascinada con el Papa nacido y criado en Argentina, país donde, supuestamente, no se cultivaban papas, sino cereales y unos cuantos futbolistas de primer nivel.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado