Gonzalo Palau Rivas

Ecopetrol, hoy igual que ayer

Gonzalo Palau Rivas
Opinión
POR:
Gonzalo Palau Rivas
febrero 23 de 2015
2015-02-23 11:50 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdbd878a68f.png

biana de petróleo (Ecopetrol) deberá incrementar este año la exploración de nuevos yacimientos, de lo contrario tendrá que importar crudo mucho antes de lo previsto, inicialmente, desde mediados de esta década. La relación de éxito el año pasado en las labores de exploración fue de apenas el 55 por ciento para la petrolera y del 25 por ciento para las asociadas”.
Cualquiera que lea desprevenidamente este encabezado –debidamente entrecomillado– podrá pensar que es una seria advertencia sobre el futuro inmediato de la otrora joya de la corona y principal fuente de ingresos para el Estado colombiano y tema de profunda reflexión para la baraja de candidatos propuestos para asumir, a la mayor brevedad posible, las riendas de la empresa.
La verdad es que el párrafo en cuestión está extractado de la edición de El Tiempo, en su edición del sábado 14 del presente mes, y corresponde a su vez, a la muy ilustrativa y pintoresca sección denominada ‘Hace 50 años’.
Hecha la aclaración histórica, no está por demás hacer unos breves comentarios sobre la vigencia actual de esta vieja noticia. La abrupta caída de la acción en los mercados bursátiles (Bogotá y Nueva York), más que al estrepitoso declive del precio del barril, obedece fundamentalmente a la misma perspectiva, muy poco favorable, que se reseñaba hace 50 años. El nivel actual de reservas probadas no va más allá de cuatro o cinco años. Un eventual retorno de los precios a 100 dólares por barril poco o nada aliviaría las finanzas de Ecopetrol, dado que no hay mucho crudo por extraer y, por consiguiente, poco margen para atender la demanda externa al precio que sea. Es como tener progenitora, pero ya fallecida.
Repitiendo la triste historia de hace 10 lustros, el nivel reciente de éxito en materia de exploración ha sido muy bajo, a pesar de haber gozado de un periodo de bonanza en los precios y, por consiguiente, de unos excedentes de caja que han debido permitir resultados más que satisfactorios. Si la bonanza no permitió garantizar la sostenibilidad del negocio, ¿cómo se va a lograr este propósito, ahora en medio de la escasez y de las afugias?
Alguien podrá argumentar que si Ecopetrol ya pasó por estas y, posteriormente, disfrutó y gozó una transitoria, pero importante bonanza, ¿para qué preocuparse? Respetuosos de la visión histórica del filósofo Maduro, vigente en la región, exclamaríamos: “Dios proveerá y volverán las épocas de las ‘vacas gordas’”. Esperemos y confiemos que el candidato escogido por el head hunter sea plenamente consciente del tremendo reto que le espera y diseñe un plan estratégico que la convierta en una empresa verdaderamente eficiente y competitiva, además de impoluta e integérrima.
Si alguien, experto en estos temas tan especializados, tiene una idea plausible o una propuesta viable y sensata, que se ponga inmediatamente en contacto con ese cazador de talentos, para beneficio de sus empleados, de sus accionistas y, sobre todo, del actual y los futuros ministros de Hacienda.
Al margen: toda la discusión sobre la legalidad de la adopción de niños y/o niñas por parte de parejas gay está viciada desde un principio. No se debe decir parejas del mismo sexo, sino parejas del mismo género. Algo va de tener sexo a tener género.

*Profesor de la U. del Rosario
gonzalo.palau@urosario.edu.co


Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado