Gonzalo Palau Rivas

Recuperar lo perdido

La experiencia vivida este año demuestra que diversificar las canastas no es una medida suficiente.

Gonzalo Palau Rivas
POR:
Gonzalo Palau Rivas
noviembre 11 de 2008
2008-11-11 01:04 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdbd878a68f.png

Ni el más avezado de los economistas ha podido demostrar por qué las grandes crisis bursátiles en el mundo ocurren en el mes de octubre. Así sucedió en el año 29; así volvió a ocurrir en 1987 y nuevamente en este fatídico 2008. Lo que no está establecido es cada cuántos octubres se presenta o se puede presentar esta calamidad. No está por demás señalar que el comportamiento de los mercados en los primeros días de noviembre es igualmente desalentador y podría suceder que si octubre fue negro, noviembre sea absolutamente 'retinto'. Sería francamente decepcionante y lamentable que el origen racial y el color de piel del nuevo presidente de los E.U. se convirtiesen en factor de recrudecimiento de la crisis.

Aún suponiendo un escenario optimista en el sentido de que lo peor ya pasó, el camino a recorrer para recuperar el terreno perdido va a ser largo e incierto. Veamos unas cifras muy sencillas, pero muy significativas: el Igbc en Colombia, el dos de enero de este año estaba en 10.648 puntos; al cierre de octubre (diez meses después) había bajado a 7.226 puntos, con una pérdida del 32%. Su equivalente en los E.U. -el Dow Jones Industrial- en el mismo período bajó de 13.044 a solo 9.325 puntos con una pérdida del 29%. Estos guarismos traducidos a dinero contante y sonante, indican que el inversionista colombiano que a comienzos del año tenía $1.000.000 invertido en acciones, hoy tiene un patrimonio de solo $679.000. El inversionista norteamericano que tenía un patrimonio en acciones de empresas de su país por valor de US$1.000.000, solo dispone actualmente de una riqueza de US$715.000.

Alguien dirá que ésta es una simplificación demasiado extrema de la realidad, pues en Colombia el mundo de las acciones afecta -positiva o negativamente- a un reducido porcentaje de la población que tiene capacidad para ahorrar y hacer inversiones y dentro de este reducido grupo, es aún más restringido el que se atreve a incursionar en el misterioso mundo de las inversiones en renta variable. Este argumento tampoco es totalmente cierto, pues a través del manejo que los llamados inversionistas institucionales le dan al ahorro del público como un todo, no solo la desvalorización se ha dado a nivel de la renta variable, sino también en la mal llamada renta fija, la cual -producto de las volatilidades que se dan en el mercado- cada vez se comporta menos como tal para volverse tan variable como las acciones mismas.

Hasta hace un tiempo era válida la recomendación de que las personas no deben poner todos los huevos en la misma canasta. La experiencia vivida este año demuestra que diversificar las canastas no es suficiente, sino que es necesario diversificar los camiones para transportar esas canastas y, adicionalmente, utilizar diferentes vías para el tránsito de esos camiones. Como en Colombia la infraestructura vial es altamente deficitaria en calidad y cantidad, poner en práctica esta recomendación es prácticamente imposible.

Para que la inversión en acciones en Colombia vuelva a los niveles de comienzos de año, no sería suficiente que el Igbc aumentase su cotización en el 32% perdido en el período, sino que tendría que crecer un 47% para quedar en tablas, o sea para volver al $1.000.000 inicial. Ahora, si al tema le metemos la depreciación de la moneda vía inflación, la recuperación debería oscilar entre un 60% y un 80%, dependiendo del tiempo que se tome para la misma.

Con los evidentes síntomas de desaceleración de nuestra economía y con el baldado de agua fría que irracionalmente se ha derramado sobre las expectativas de los capitalistas del mundo, confiar que prontamente llegue esa recuperación, no deja de ser mera ilusión.

Ganarse el baloto sería pegarle al momento justo del cambio de tendencia. ¿Quién tiene la bolita de cristal?

gpalau@urosario.edu.co

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado