Guillermo Valbuena Calderón

La bioeconomía como estrategia del futuro

Guillermo Valbuena Calderón
Opinión
POR:
Guillermo Valbuena Calderón
octubre 30 de 2012
2012-10-30 12:03 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/18/56c63372217ad.png

El análisis prospectivo de los mercados ubica a la bioeconomía como una de las tendencias globales de la economía y la sociedad para las próximas décadas.

La bioeconomía es la aplicación de la biotecnología a la producción primaria (agricultura), la salud, los procesos farmacéuticos, la industria, la energía, etc.

Uno de los desafíos en la implementación de la bioeconomía es el desarrollo de procesos innovadores, que adapten los modelos actuales de negocio a las nuevas realidades del mercado.

El programa de futuros internacionales de la Organización para la Cooperación del Desarrollo Económico (Oecd) desarrolló una agenda política sobre bioeconomía para el 2030.

Algunos temas de la agenda son la aplicación de la biotecnología al mejoramiento de los cultivos para el consumo humano, procesos terapéuticos, desarrollo de un marco regulatorio, alimentos funcionales, productos farmacogenéticos, desarrollo de procesos químicos, sobre enzimas y biosensores. También promueven el desarrollo de la innovación en la biotecnología, lo cual significa promover la investigación biotecnológica con aplicaciones comerciales.

Por otra parte, la Comisión Europea plantea una visión de la bioeconomía para Europa, basada en la producción renovable de recursos biológicos, el desarrollo de la bioenergía, bioproductos, entre otros.

El desarrollo de la bioeconomía en América Latina parte de una posición favorable debido a la cantidad de recursos naturales de la región, los cuales representan un valor agregado estratégico para la creación de los nuevos procesos biotecnológicos.

Latinoamérica presentará una transformación agrícola gracias a la incorporación de nuevas tecnologías y al conocimiento intensivo en los procesos para la obtención de alimentos, energía, fibras y biomasa.

Por lo tanto, se requiere una nueva base científica y la optimización de las cadenas de valor para satisfacer la demanda global de alimentos y fibras.

En relación con Colombia, el Consejo Nacional de Política Económica y Social planteó una política para el desarrollo comercial de la biotecnología, teniendo como objetivo la creación de empresas y productos biológicos y genéticos con carácter comercial, lo cual incentivará la producción de nuevos productos y procesos en la industria agroalimentaria, cosmética y farmacéutica.

Los avances de la biotecnología comercial en Colombia deben contar con una capacidad institucional que garantice su desarrollo comercial, atraer inversiones del sector público y privado, la definición de un marco regulatorio o normativo para el acceso a recursos genéticos, la comercialización de medicamentos fitoterapéuticos, biotecnológicos, y el acceso a nuevos mercados.

La bioeconomía como estrategia del futuro indica el desarrollo de innovaciones en investigación, regulaciones en la propiedad intelectual que garanticen la seguridad de los productos biotecnológicos, innovación en nuevos modelos de negocio para la biotecnología, basados en modelos colaborativos, para reducir los costos de investigación, y modelos integrados para crear y mantener mercados. La aplicación de la biotecnología aumentará la productividad y generará condiciones de sostenibilidad económica y social.

Guillermo Valbuena Calderón

Magíster en economía

valbuenac@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado