Guillermo Valbuena Calderón

La propiedad intelectual

Guillermo Valbuena Calderón
Opinión
POR:
Guillermo Valbuena Calderón
junio 03 de 2015
2015-06-03 03:26 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/18/56c63372217ad.png

Las garantías mobiliarias son una oportunidad relevante para los empresarios mipymes que necesiten adquirir recursos financieros a través de deuda, permitiéndoles cumplir con sus necesidades de inversión. Tradicionalmente, la adquisición de deuda se realizaba por medio de garantías inmobiliarias (un apartamento, un local, etc.), cuya forma de financiación deja por fuera a muchos empresarios, especialmente mipymes.

Una manera de potencializar las oportunidades que ofrecen los mercados financieros en cuanto a un mayor acceso al crédito, esta formulado en la Ley 1676 de 2013 que “promueve el acceso al crédito y se dictan normas sobre garantías mobiliarias”, resaltando que esta ley estableció que las garantías mobiliarias sean un respaldo o garantía para solicitar recursos en el sistema financiero, igual como en el caso de las garantías inmobiliarias. Entre las diferentes denominaciones de las garantías mobiliarias se encuentra las facturas, las cuentas por cobrar, inventarios, cosechas, activos intangibles como la propiedad intelectual expresado en patentes y marcas, entre otras.

Estas nuevas formas de financiación en Colombia están contextualizadas en un escenario de la economía del conocimiento, en la cual la gestión de los activos intangibles como la propiedad intelectual juega un papel estratégico. El reto para las mipymes es potencializar la producción y gestión de activos intangibles como las patentes, debido a que contar con una patente de un uso tecnológico especifico, por ejemplo, para el sector agropecuario incrementará su participación y poder de mercado y, por otro lado, tener una patente le servirá como un activo para financiar sus planes de inversión en investigación y desarrollo y, en la generación de nuevas patentes. Es decir, la empresa recibirá ingresos por su activo intangible y, a la vez este mismo activo intangible podrá ser una garantía para adquirir recursos en el sistema financiero.

De acuerdo con información de la Superintendencia de Industria y Comercio, en el año 2014 esta concedió 1.653 patentes de invención, modelos de utilidad y diseños industriales en diferentes usos tecnológicos. Generalmente, los usos tecnológicos con una mayor participación en patentes son la ingeniería mecánica y eléctrica y, entre los usos tecnológicos con una menor participación se encuentran la química farmacéutica y la biotecnología.

Realizando una ampliación del uso tecnológico para el ramo agropecuario en la modalidades de protección de patentes de invención y modelos de utilidad, donde menos se presentan avances en patentes es en lo relacionado con el trabajo de la tierra en agricultura o silvicultura, y donde más se presenta es para los compuestos químicos, necesarios para el crecimiento de las plantas.

Y, en concordancia con la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (Ompi) los niveles de desarrollo de patentes en Colombia no son los más sobresalientes de la región, lo cual podría significar potencializar sosteniblemente los recursos con los que contamos, por ejemplo, la biodiversidad para incrementar nuestro nivel en el desarrollo de estos activos intangibles.

Guillermo Alfonso Valbuena Calderón

Profesor, Universidad de La Sabana

valbuenac@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado