Gustavo Tobón

Balance negativo

Pensar en una reforma tributaria estructural es una ilusión y la inequidad que existe va a continuar

Gustavo Tobón
POR:
Gustavo Tobón
septiembre 16 de 2009
2009-09-16 11:04 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/18/56c63619ee2c6.png

Fue el que hizo sobre el Gobierno Uribe, hace unos días en la entrevista de Yamid Amat en El Tiempo, el ex presidente César Gaviria. Sobre el referendo reeleccionista celebrado con aplausos y expresiones de triunfo por los congresistas que siguen sus órdenes, dijo que era "inconveniente para las instituciones democráticas, pues destruye por completo el sistema de pesos y contrapesos y concentra el poder en el Presidente de una manera desproporcionada".

Eso es evidente. El afán de perpetuarse en el cargo concentrando el poder de tal forma que nada se mueva sin su autorización, es lo que se concluye de todos los movimientos y presiones orquestados desde la sede presidencial. Es el camino señalado hacia la autocracia, sin importar los medios para lograrlo. Hay 'vicios de legalidad' y se está repitiendo lo de la reelección, que fue lograda gracias a votos dudosos obtenidos con prebendas, puestos y notarías. El ex presidente confía, como muchos colombianos, en el análisis de la Corte Constitucional y de la Corte Suprema, y en que los magistrados de ambas actúen con independencia y sensatez en el análisis jurídico. Esperamos que así sea.

Reconoce en su balance el doctor Gaviria, que hay cosas buenas en materia de seguridad, pero advierte que en el caso de la seguridad ciudadana se ha fallado, pues eso lo demuestran los casos de violencia en varias ciudades como Bogotá, Medellín y Cali, que tienen "altísimas tasas de homicidios, robos e inseguridad". Aquí se raja el Gobierno como también ocurre con la Vivienda de Interés Social, el sistema de salud y el sector agrícola.
Al referirse a la estructura tributaria diseñada por el Gobierno, manifestó que "es la más injusta que ha habido en la historia de Colombia; la más inequitativa. El Presidente se dedicó a regalar los recursos del impuesto de renta y a eso lo llama 'confianza inversionista'. Las solas excepciones del impuesto de renta ya valen más de 8 billones de pesos y él las ha regalado a manos llenas creando situaciones de competencia desleal y privilegios absurdos a favor de las más grandes compañías", que no van a pagar el impuesto de patrimonio. Pensar en una reforma tributaria estructural es hoy una ilusión, y la inequidad que existe va a continuar, no solamente por esa razón, sino porque el poder económico va a seguir concentrándose en pocas manos.

La política social y la de generación de puestos de trabajo se ha traducido en un incremento del desempleo, ya que hoy tenemos 2'665.000 personas sin empleo, 20 millones de compatriotas son considerados pobres y 8 millones indigentes. Estamos entre los países de América Latina con mayor inequidad y ese resultado no es para cantar victoria. Los más necesitados, los desempleados y los desmovilizados continúan en un estado de invisibilidad alarmante.

Una de las preocupaciones del ex presidente es sobre la Constitución del 91. Piensa que la quieren derogar y que se están preparando para hacerlo con el argumento de que no es legítima "porque le molesta para su proyecto autoritario". La Constitución no puede manipularse para satisfacer ambiciones personales y para permitir otra reelección que se está buscando 'sin pudor' y usando indebidamente 'el aparato del Estado'.

Estamos advertidos de lo que viene. Pueda ser que reaccionemos.

gustavo_tobon@yahoo.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado