Gustavo Tobón

A tientas

Gustavo Tobón
POR:
Gustavo Tobón
febrero 18 de 2009
2009-02-18 11:06 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/18/56c63619ee2c6.png

Así parece que están andando los líderes económicos de los países industrializados según pudo apreciarse en la reunión del G-7 que tuvo lugar en Roma. Los ministros de finanzas de Estados Unidos, Canadá, Japón, Reino Unido, Alemania, Francia e Italia, expidieron una declaración en la que no aparecen compromisos muy firmes.

La crisis económica mundial fue tema central de su agenda de trabajo. Para combatirla mencionaron dos caminos. Sostener con recursos públicos y privados las entidades financieras en problemas y reiterar como política el libre comercio, lo que implica evitar la tentación del proteccionismo. La crisis se ha traducido en pérdida de empleo que ha puesto en alerta a las organizaciones sindicales.

No es fácil defender una política que puede significar la creación de empleos en otros países. Dice el documento que "el G-7 se compromete a evitar medidas proteccionistas que solo exacerbarían la desaceleración, a abstenerse de alzar nuevas barreras y a trabajar por rápida y ambiciosa conclusión de la Ronda de Doha". El apoyo a las negociaciones comerciales de la OMC, podría dar un impulso a las mismas, pero se debe pasar de las declaraciones a los hechos y hasta ahora se ven solo buenas intenciones.

Salvar al sistema financiero, responsable en buena parte de la crisis, requiere como lo dijeron "medidas urgentes y excepcionales". Ese es un sapo grande que tienen que tragarse. "Estamos de acuerdo en adoptar medidas decisivas y utilizar todas las herramientas disponibles para sostener a las instituciones financieras de importancia para todo el sistema financiero y evitar su colapso".

Decidir las entidades importantes implica escoger cuáles se hunden y cuáles se salvan y eso tampoco va a ser fácil. Lo precisó muy bien el director Gerente del Fondo Monetario Internacional Dominique Strauss-Kahn: "es necesario poner en marcha un sistema financiero que funcione, ciertamente no para salvar a los accionistas, sino porque la economía moderna necesita de un sistema financiero que funcione".

Y para que funcione es indispensable recuperar la confianza perdida y lograr que los consumidores acudan al crédito y gasten. "Hay que limpiar los balances de los bancos, reiteró, concluyendo que tenemos que ser capaces de comprarlos o cerrarlos". En otras palabras lo que propuso es la nacionalización de los bancos en problemas. Y esa es la gran duda. ¿Están disponibles los miles de millones de dólares para hacerlo?

El proteccionismo es otro hueso duro de roer. De los siete países industrializados hay tres que ya han aplicado medidas de protección a sus industrias. El plan del Presidente Obama de comprar americano, buy american, está en esa línea y no es fácil echarlo atrás. Por su parte, Francia e Italia han tomado medidas para defender su industria automotriz que la consideran como un interés vital para reactivar la economía.

La decisión final se tomará en Londres en abril próximo en el G-20, donde aparecerán nuevos jugadores, como China por ejemplo. Habrá que esperar hasta entonces.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado