Gustavo Tobón

Valores para el liderazgo

La ética rechaza la mentira, el engaño, las componendas, la corrupción, el enriquecimiento ilícito,

Gustavo Tobón
POR:
Gustavo Tobón
agosto 07 de 2008
2008-08-07 01:44 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/18/56c63619ee2c6.png

En una muy ilustrativa investigación del Cesa, dirigida por su rector Mauricio Rodríguez con la colaboración de la profesora Tatiana Giraldo, se indagó la opinión de 252 líderes empresariales acerca de las características más importantes que debe tener un líder empresarial. Quisiera destacar algunas de ellas por lo orientadoras que son en el proceso formativo de una clase dirigente y por supuesto también de la sociedad colombiana.

La ética como cualidad fundamental de los actos humanos y del comportamiento en el actuar cotidiano, resalta en las respuestas empresariales. Los valores morales se adquieren, no se nace con ellos. Es, lo dice el estudio, el "atributo clave de los líderes", no solamente de los empresariales, sino también de los que están vinculados al servicio público. Actuar éticamente es actuar con honestidad, con transparencia, con sujeción a principios que se rigen por la verdad y por el bien común. La ética rechaza la mentira, el engaño, las componendas, la corrupción, el enriquecimiento ilícito, la falsedad.

En la formación de los líderes hay aspectos que influyen más que otros. La familia, que es el núcleo básico de cualquier sociedad, es la sala-cuna de los valores. Es en el seno familiar donde se educa al ciudadano y esa educación se basa ante todo en el ejemplo de los padres. Es en el hogar donde el niño aprende a respetar a los demás, a ser tolerante, a ser solidario con los pobres, a valorar las leyes que son el eje de una comunidad civilizada. Si los padres desconocen las más elementales normas de convivencia, los hijos también lo harán. Si los padres mienten, los hijos mentirán. Si los padres trampean, los hijos trampearán. El entorno familiar, concluye la investigación, "es crítico en la generación y consolidación del liderazgo".

Estamos fallando como sociedad y es preocupante. Para los jóvenes que tomarán las riendas de la sociedad, lo más importante, lo dice el estudio, es la "habilidad para usar la tecnología". Dominar la tecnología de los sistemas informáticos, y ser competentes en una segunda lengua como el inglés, es lo básico y la ética está muy abajo en sus pretensiones. ¿De qué sirve, se pregunta uno, el dominio de una segunda lengua, si no hay valores? De poco realmente. Hay una carencia en los jóvenes profesionales y esa es la ética, la moral, las normas de comportamiento.

Los vacíos en una educación familiar deben ser llenados por la educación en los colegios y las universidades. Las prioridades sugeridas a las universidades, lo dice el estudio, es inculcarles principios y valores éticos. Y entre estos está el respeto por la propiedad intelectual y por las ideas de los demás.

La honestidad, la transparencia, la solidaridad, el respeto y los valores éticos, harán de la colombiana una sociedad mejor. A eso tenemos que apostarle con todas nuestras fuerzas. Ojalá lo logremos.

gustavo_tobon@yahoo.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado