Hernán Avendaño Cruz

Salvaguardia a la ecuatoriana

Hernán Avendaño Cruz
Opinión
POR:
Hernán Avendaño Cruz
enero 22 de 2015
2015-01-22 11:31 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdbdc795394.png

El año comenzó con malas noticias para los empresarios colombianos que exportan al Ecuador. De forma subrepticia el gobierno de Correa impuso una salvaguardia a las importaciones desde Colombia y Perú, del 21 % y del 7 %, respectivamente, “por la alteración de las condiciones de competencia causada por las devaluaciones monetarias del peso colombiano y sol peruano”.

Cabe preguntarse qué razones objetivas sustentan esa decisión y si las corroboran las cifras del comercio y de tasa de cambio de Ecuador.

Según el Banco Central, la balanza comercial de Ecuador fue deficitaria en US $124 millones entre enero y noviembre del 2014, mejorando el saldo de –US $1.291 millones de noviembre del 2013. El resultado se obtuvo a pesar del deterioro en el superávit petrolero (-9.5 %), que la autoridad monetaria atribuye “a una disminución en el valor unitario promedio del barril exportado”.

Al saldo mencionado contribuyó la reducción del déficit no petrolero en 21,5 % anual, resultante del incremento de 16,8 % en las exportaciones y la disminución de las importaciones en -1,9 % (por el contrario, las importaciones petroleras crecieron 8,5 %).

Las exportaciones de Ecuador a Colombia aumentaron 4,7 % en el acumulado a noviembre del 2014, mientras que las importaciones cayeron en 5,9 %; la balanza comercial fue deficitaria para los ecuatorianos (US $1.072 millones), pero se redujo en US $161 millones. Las exportaciones a Perú cayeron en 16 %, las importaciones en 11 % y el superávit disminuyó en US $170.

El mayor déficit comercial de Ecuador es con China (-US $2.637 millones), y en el 2014 se incrementó en US $162 millones. A su vez, el principal superávit lo tiene con Estados Unidos, pero disminuyó en US $620 millones.

Por lo tanto, es mayor el “daño” ocasionado en la balanza comercial por China y Estados Unidos que el ocasionado por Perú. Con Colombia el resultado es claramente favorable para Ecuador.

La tasa de cambio real de Ecuador se revaluó 3,4 % entre diciembre del 2014 y diciembre del 2013. La tasa real bilateral con Colombia se apreció 17,4 %, y con Perú 6,3 %. Pero el dólar “ecuatoriano” también se revaluó más del 10 % con otros 10 países, de los cuales siete contribuyeron a crecer el déficit (Japón, España, Bélgica, Italia, Francia, Holanda y Argentina).

Un análisis completo no debe enfocarse solo en el corto plazo. Las cifras de Colombia, comprueban que el peso se apreció 22 % en términos reales frente al dólar “ecuatoriano” entre el 2003 y el 2014. Eso significa que la competitividad de las empresas colombianas se debilitó frente a las de Ecuador durante ese periodo.

Además, a pesar de la depreciación reciente del peso –que no es una decisión del Gobierno, sino que refleja las condiciones del mercado, por el sistema de flotación que rige en el país–, aún no se ha recuperado el nivel del 2003; es decir, que sigue siendo favorable a las empresas ecuatorianas.

En conclusión, las cifras ecuatorianas no sustentan la salvaguardia discriminatoria contra Colombia y Perú, que anula la CAN por la puerta de atrás. Si se atendieran las causas reales (dolarización, incumplimiento de la deuda, desplome del precio del petróleo y fortalecimiento del dólar), las medidas deberían ser universales; pero el gobierno de Correa estaría en aprietos para demostrar el daño en su economía. Y el mundo le recordaría los años que disfrutaron con la depreciación del dólar.

Hernán Avendaño Cruz

Director de Estudios Económicos de Fasecolda

havendano@fasecolda.com


Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado