Iván Duque Márquez

Abraham y Jorge Mario

Iván Duque Márquez
POR:
Iván Duque Márquez
septiembre 20 de 2013
2013-09-20 05:41 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2017/03/16/58ca96e130ba2.png

En el 2010, el cardenal Jorge Mario Bergoglio, hoy Papa Francisco, y el Rabino Abraham Skorka se reunieron para entablar un diálogo sobre la religión, la política y la sociedad. El resultado de dicho encuentro ha sido plasmado en un libro titulado Sobre el cielo y la tierra. Lo interesante de esta obra radica en que cada una de las reflexiones planteadas por Bergoglio, son hoy el derrotero y la base del legado de su pontificado.

El diálogo tiene grandes lecciones. No solo es una clara demostración de la importancia que tiene para la sociedad el encuentro interreligioso, sino que construye las bases por medio de las cuales los disensos se pueden zanjar encontrando zonas de entendimiento, y las incertidumbres en la búsqueda de la verdad deben ser expresadas con humildad.

Bergoglio, por su parte, traza una línea de opinión que denota un gran progreso ideológico para el futuro de la iglesia. Por un lado, está la necesidad de convertir la religiosidad y vida espiritual en la guía de las acciones cotidianas, y que sean los hechos y no las plegarias las que determinen la cultura del catolicismo. Aborda el ateísmo con respeto y tolerancia, invitando al estudio humano de la fe, y valora a los líderes de otras religiones siempre y cuando obren con humildad, sin arrogancia y aires prescriptivos de verdad.

Otros elementos que enriquecen el diálogo está ligado con el fundamentalismo. Bergoglio no tiene aspavientos para expresar que un sacerdote directivista o un pastor enceguecido por sus convicciones castra tajantemente el proceso de las personas de acercarse a la espiritualidad. En el caso de la eutanasia, Francisco rompe grandes mitos al exponer que “al enfermo hay que darle lo ordinariamente necesario para que viva, mientras haya esperanzas de vida. Pero en un caso terminal, no es obligatorio lo extraordinario”.

Frente a la inclusión religiosa, el obispo y hoy Sumo Pontífice, es contundente al cuestionar que el machismo ha impedido visibilizar el verdadero lugar que la mujer juega en la Iglesia Católica. Invita al entendimiento entre la ciencia y la religión sin invadir autonomías. Invita a los políticos a que asuman una verdadera vocación social y a que trasciendan una actitud sustancial y no estética de los elementos que predican. Confronta el comunismo por paralizar al hombre y contener su progreso desde las esferas del Estado y, al mismo tiempo, enumera los asuntos del capitalismo que pervierten los valores sociales.

Skurka es el interlocutor sabio, pertinente y constructivo que alimenta las reflexiones religiosas con su formación científica y académica. Confronta y genera consensos, aplaude y plantea interrogantes y, lo más importante, utiliza los valores religiosos para reflexionar sobre el futuro de las instituciones.

Sobre el cielo y la tierra es una obra que enseña la importancia del consenso entre los seres humanos, que tenemos diferencias y convicciones distintas. El ejemplo de Jorge Mario y Abraham sería muy pertinente para la política.

Iván Duque Márquez

Autor de pecados monetarios

ivanduquemarquez@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado