Iván Duque Márquez

Confianza viajera

La industria internacional de cruceros sigue creciendo a un ritmo sorprendente.

Iván Duque Márquez
POR:
Iván Duque Márquez
mayo 05 de 2011
2011-05-05 02:05 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2017/03/16/58ca96e130ba2.png

 

De acuerdo con la Asociación de Líneas de Crucero Internacional, en el 2010 se llegó a los 14 millones de pasajeros, representando un aumento del 6 por ciento con respecto al año anterior. 

Visto en una perspectiva más amplia, el sector continúa expandiéndose a un ritmo anual del 7 por ciento desde hace tres décadas.

Según las estadísticas oficiales, desde 1980, casi 200 millones de pasajeros en todo el mundo han zarpado en un crucero por dos o más días, de los cuales el 70 por ciento lo ha hecho en los últimos diez años. 

Ante esa realidad, algunas tendencias se han tornado evidentes. La capacidad de ocupación de estos fascinantes hoteles náuticos supera el 104 por ciento, los viajeros norteamericanos (Estados Unidos y Canadá) constituyen el 70 por ciento de los pasajeros, y el 20 por ciento de la población estadounidense ha empleado este tipo de diversión como medio vacacional.

El potencial de este sector en el Caribe latinoamericano es enorme. Si se tiene en cuenta que el 50 por ciento de los usuarios de cruceros los abordan por seis y ocho días, y que tienen, conforme a los patrones de consumo, un promedio de 50 años, un ingreso anual de 110.000 dólares, 86 por ciento están casados y 62 por ciento cuentan con trabajo de tiempo completo, nuestra región tiene cómo pasar de representar hoy el 37 por ciento de la demanda (siendo el principal destino) a superar el 50 por ciento dentro de los próximos cinco años.

Los efectos de la industria internacional de cruceros en el Caribe son evidentes. Según el Florida Caribbean Cruise Association, se calcula que los consumos de pasajeros y tripulación en el 2010 alcanzaron los 2.000 millones de dólares, generando 57 mil empleos directos. Colombia, gracias a los efectos de la política de Seguridad Democrática, aumentó su relevancia en este sector. De doce buques en el 2002, el país pasó a recibir 267 en el 2010. 

El número de pasajeros creció de 20 mil a 400 mil, constituyéndose en el 30 por ciento de los visitantes extranjeros. Con estos elementos, Colombia hoy debe seguir avanzando.

Es urgente que el país posicione otros destinos en el Caribe como San Andrés y Santa Marta, con mejor capacidad logística y turística, duplique los visitantes a Cartagena, aumente las alianzas con las principales líneas, adelante un mercadeo agresivo en los centros urbanos próximos a los principales puertos norteamericanos y fortalezca su cadena de servicios al turismo de crucero.

Con estas acciones habrá más empleo, inversión y sin duda continuará la confianza viajera.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado