Iván Duque Márquez

De Guatapé a ‘Guatapeor’

Iván Duque Márquez
Opinión
POR:
Iván Duque Márquez
febrero 24 de 2016
2016-02-24 11:18 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c785f521195.png

En días pasados, el país se enteró de que la planta generadora Guatapé salió del sistema eléctrico por un incendio. La consecuencia de esta lamentable noticia es que El Peñol, el embalse más grande del país y que surte de agua a Guatapé, sale temporalmente de la ecuación, afectando el potencial útil real del embalse para generar energía.

Ante lo ocurrido hay quienes creen que el embalse útil real es inferior al 33 por ciento, lo que se torna preocupante porque estamos en febrero, y se espera que el sistema aguante con efectividad hasta mayo para evitar revivir el fantasma del apagón.

Así las cosas, lo que ocurra con Guatapé es alarmante y nos debe preocupar a todos. Por lo tanto, vale la pena resolver algunos interrogantes frente a los cuales el Gobierno guarda silencio. ¿Cuánto durará resolver el daño?, ¿serán dos o tres meses lo que tarde conseguir los repuestos de cableado?, o ¿tocará mandar a hacer las piezas, lo que tomará cerca de un año?

Otra línea de interrogantes es más preocupante ante los efectos de Guatapé sobre el sistema eléctrico en su totalidad. ¿Qué implicaciones tiene el daño sobre las generadoras de San Carlos y Playas? Si Guatapé no puede enviar agua a San Carlos, se afecta estructuralmente su potencial de generación porque su capacidad de embalse es baja. Y por su parte, San Carlos es una pieza esencial de nuestra confiabilidad energética por la potencia que le entrega a la totalidad del sistema. Sencillamente, si San Carlos se queda sin agua estamos ante severas restricciones de potencia, haciendo vulnerable el suministro de energía en horas pico y agravando escenarios de posible racionamiento.

Ante este panorama, valdría la pena saber ¿cuánta agua puede entregar Guatapé sin que operen sus turbinas? y ¿qué riesgos existen para la infraestructura del embalse frente a diferentes opciones de desagüe, si las hay? Resolver estas dudas es urgente para tener claridad sobre los escenarios de posibles racionamientos ante un ambiente optimista de lluvias en el 50 por ciento del promedio histórico.

Lo que estamos viviendo es riesgoso, y preocupa que el Ministerio de Minas nos distraiga con partes de tranquilidad, sin decir cuándo va entrar Guatapé nuevamente en servicio, con qué nivel real de embalse contamos, cuál es la implicación de la salida de Guatapé sobre el sistema eléctrico y cuáles son los riesgos de racionamiento de potencia.

Ademas de todos los interrogantes que hoy nos planteamos, requerimos también que se nos conteste si la emergencia de Guatapé hubiera tenido los mismos efectos en caso de contar todas las térmicas con el gas requerido. Tener esto claro es elemental para que el Gobierno no se salga por la tangente con el argumento de ‘fuerza mayor’, pues generadoras como Candelaria han pasado dificultades para conseguir combustible, y la promesa del suministro de gas desde Venezuela se ha ido esfumando ante las excusas que constantemente expresa Maduro.

Los colombianos requerimos que se nos diga la verdad sobre lo que está pasando con el sistema eléctrico. El Gobierno no puede seguir ocultando la problemática del gas, las dificultades del sector térmico y las vulnerabilidades que hoy vivimos. Ojalá lo ocurrido en Guatapé no nos conduzca a ‘Guatapeor’.

Iván Duque Márquez
Senador
ivanduquemarquez@yahoo.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado