Iván Duque Márquez

Entre magnates y artistas

En el 2010 se presentará un resurgir en las compras de obras de arte, tal vez dinamizadas por un gru

Iván Duque Márquez
POR:
Iván Duque Márquez
diciembre 23 de 2010
2010-12-23 01:47 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2017/03/16/58ca96e130ba2.png

El mercado mundial de arte es un mundo lleno de sorpresas y datos reveladores. De acuerdo al Tefaf Art Market Report, el comercio internacional de arte llegó a un pico histórico sorprendente en el año 2007 superando los cuarenta y siente mil millones de Euros. Desde entonces, y ante los efectos de la crisis económica, ha ocurrido una caída, que alcanzó en el 2009 un descenso del 26%, el segundo peor desempeño histórico desde la Gran Depresión.


Como suele ocurrir con muchos sectores, en el arte también hay burbujas y crisis. El periodo de mayor crecimiento se presentó entre 1985 y 1990, cuando se evidenciaron valorizaciones cercanas al 30 por ciento. Igualmente la desazón más pronunciada hasta los últimos dos años tuvo lugar entre 1991 y 1995, cuando tuvo lugar una descolgada cercana al 65 por ciento.
Con estas cifras, ha llamado la atención el comportamiento que el mercado ha tenido durante los últimos 12 meses.

 

La casa de subastas Christie's ha mostrado que sus ventas en Hong Kong presentaron un crecimiento del 95 por ciento con respecto al año anterior y cerrará en el 2010 con un monto cercano a los setecientos veinte millones de dólares.


Todo parece indicar que en el 2010 se presentará un resurgir en las compras de obras de arte, tal vez dinamizadas por un grupo de grandes magnates, principalmente en Asia, buscando diversificar portafolios con activos que no guarden correlación con acciones y deuda soberana. La apuesta detrás de este comportamiento se debe, a pesar de la iliquidez natural de estos bienes, a la búsqueda de retornos por encima de la inflación y a apostarle a la valorización de ciertas obras.


Las decisiones detrás de estas adquisiciones son totalmente racionales. De acuerdo al índice Mei-Moses, en los 5 años anteriores a la crisis del 2008 se observaron retornos del 16 por ciento y en la década anterior, cercanos al 10 por ciento, lo que supera los rendimientos de las acciones en el mismo lapso. Inclusive, si se comparan periodos más extensos se aprecia cómo en los últimos veinticinco años los retornos fueron mayores a los mercados de acciones e iguales. Si se observan desde 1957, reconociendolos riesgos asociados al índice Mei-Moses de arte, para muchos analistas son inferiores al S&P 500.


En cuanto a los segmentos más apetecidos por su liquidez se destacan los impresionistas con valorizaciones que promedian en el 20 por ciento y los artistas de la Posguerra y contemporáneos con valorizaciones que pueden llegar al 40%.


Existen en el mundo cerca de cuatrocientos mil establecimientos dedicados a la compra y venta de arte, y son responsables por dos millones de empleos directos. Las casas de subasta controlan el 45 por ciento de las ventas y los dealers independientes el 55 por ciento. Aunque no existe ningún mecanismo para predecir qué ocurrirá con un negocio tan complejo, China se ha convertido en el tercer mercado mundial, desplazando a Francia, con ventas cercanas a los cuatro mil millones de dólares.


Como lo indican los resultados del 2010, una nueva bonanza en el arte puede presentarse en los próximos años y esta vez los Magnates de Asia protegerán algo de sus fortunas, con obras que representan una parte de la riqueza histórica de occidente.
 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado