Iván Duque Márquez

La realidad y el ilusionismo

Iván Duque Márquez
Opinión
POR:
Iván Duque Márquez
mayo 28 de 2015
2015-05-28 04:15 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c785f521195.png

En los últimos días, el país ha sido testigo de la controversia que ha causado un reporte del prestigioso banco de inversión Merrill Lynch, en el cual se atreve a pronosticar que el crecimiento de la economía colombiana en el 2015 estará en el 2 por ciento. El Gobierno, tratando de minimizar la gravedad del análisis, se ha concentrado en aplaudir un pronunciamiento del Fondo Monetario Internacional, en el que resalta la gestión fiscal nacional frente al entorno regional.

La actitud de las autoridades pareciera sustentarse en ver la economía bajo el prisma de Calderón de la Barca en La vida es sueño, cuando, al igual que Shakespeare, señala que “nada es verdad y nada es mentira, y todo depende del color del cristal con que se mira”. En pocas palabras, el Gobierno elude muchas veces la realidad con el argumento de que quienes formulan críticas lo hacen sesgados por sus propios puntos de vista.

Para controvertir la línea gubernamental es necesario tener claro que en la política como en la economía existe el derecho a tener opiniones propias, pero jamás hechos propios. Los hechos muestran que el primer trimestre del 2015 arrancó con malas señales. Entre enero y abril, las exportaciones cayeron 30 por ciento frente al 2014, y si se miran por subsectores, debemos lamentar que las ventas externas de manufacturas cayeron 7 por ciento, mientras las de combustibles y extractivos tuvieron un declive de cerca del 43 por ciento.

Para agravar el panorama comercial, queda en evidencia que las exportaciones a Estados Unidos cayeron 32 por ciento, mientras que a la Unión Europea y la Aladi bajaron 16 por ciento y 24 por ciento, respectivamente. Entre el contexto macroeconómico hay que agregar que la inflación en el primer trimestre se situó en el 2,4 por ciento, en tanto que el dato anualizado hasta marzo se encuentra en el 4,56 por ciento, una tendencia que no se registraba desde hace seis años.

En el frente de la inversión también hay sentimientos críticos. Comparado con el 2014, la Inversión Extranjera Directa en el primer trimestre del 2015 cayó 8 por ciento, mientras la inversión de portafolio se desplomó un 60 por ciento, frente al mismo periodo del año anterior.

Como complemento a este entorno de preocupaciones, la confianza del consumidor presentó en el mes de abril un retroceso 10,3 puntos porcentuales frente al mismo mes del año 2014. El agravante radica en que la confianza industrial en el mismo lapso disminuyó 4,16 puntos porcentuales, agudizando síntomas de preocupación frente al entorno.

Estamos ante realidades que no se pueden ocultar, como también lo son un aumento del déficit de cuenta corriente y un deterioro del sector petrolero, que vive caídas del 92 por ciento en la sísmica y 82 por ciento en la perforación.

Mientras el Gobierno vende ilusiones y trata de hacernos ver la economía con el cristal que distorsiona la realidad, los hechos nos muestran que nos encontramos lamentablemente sin una agenda para evitar males peores.

Iván Duque Márquez
Senador
ivanduquemarquez@yahoo.com
 

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado